17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 18 de octubre de 2014

    CCOO critica la decisión de Educación de dificultar el voto de los docentes murcianos en elecciones sindicales

    MURCIA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Educación ha llevado a Mesa Sectorial de Educación su decisión de eliminar la concesión de dos horas de la jornada laboral para el ejercicio del derecho de voto en las próximas elecciones sindicales previstas para el 4 de diciembre.

    La Federación de Enseñanza de CCOO considera que lo ocurrido este viernes en la Mesa de Educación pone de manifiesto "la deriva autoritaria y antidemocrática del consejero de Educación", según han informado fuentes sindicales en un comunicado.

    "La medida tiene como objetivo dificultar y minorar la participación del profesorado en la cita electoral para de este modo debilitar la representación de los trabajadores ante la Consejería", han criticado.

    Y es que, la Consejería rechazó hace unas semanas la posibilidad de establecer una mesa electoral en cada centro educativo -propuesta sindical que favorecería la participación y que habría hecho innecesaria la reducción horaria que ahora se anula- alegando la dificultad técnica y organizativa que supondría frente a las actuales 89 mesas de votación.

    La medida que ahora quieren eliminar ha venido permitiendo que puedan acudir a votar los y las docentes que deben desplazarse desde sus centros -recorriendo en ocasiones decenas de kilómetros- hasta aquellos que hacen de sede de la mesa electoral, y consiste en el acortamiento de los turnos diurnos en sus dos últimas horas y en el de los turnos vespertino y nocturno en sus dos primeras horas.

    "Educación intenta justificar esta agresión al derecho al voto y a la representación de los trabajadores docentes ante su empresa aludiendo al derecho a la educación del alumnado", indican.

    Sin embargo, CCOO enseñanza rechaza esta "excusa" y considera que "no logra ocultar la verdadera razón de esta nueva agresión de la Consejería al profesorado murciano, que no es otra que la de infligir un nuevo correctivo a un colectivo laboral que se ha destacado en estos años en la lucha contra los recortes, las antisociales políticas de ajuste y en la defensa de unos servicios públicos que el Partido Popular está empeñado en deteriorar, desmantelar y privatizar".

    Ante el rechazo de las organizaciones sindicales a esta nueva "cacicada antidemocrática", la Consejería propone la constitución de entre 200 y 250 mesas electorales, pero con la condición de acortar drásticamente los horarios de votación y suprimir el día de descanso para los componentes de las mesas y los interventores de las organizaciones sindicales.

    Esta propuesta incluye el establecimiento por parte de los directores de turnos de votación para el profesorado. "Parece claro qué turnos adjudicarían los directores afines a la Administración (que los ha seleccionado o, incluso, designado) al profesorado más comprometido y contestatario y cuáles a los amiguetes y conmilitones".

    "La Consejería pretende establecer cualquiera de las dos propuestas llevándolas, en caso de no obtener apoyo sindical en la Mesa Sectorial de Educación, a la Mesa de la Función Pública (en la que están representados todos los empleados públicos de la CARM y no solo el profesorado), aunque las restricciones se establecerían únicamente para las votaciones de los y las docentes", explican.

    CCOO expresa su indignación por esta "enésima demostración de prepotencia y autoritarismo del consejero Pedro Antonio Sánchez y su equipo", y denuncia que la Consejería "busca que se produzca una baja participación electoral para minorar la legitimidad de la representación de los trabajadores y desoír y desechar sus reivindicaciones".

    En opinión de CCOO, estas actuaciones "ponen de manifiesto el grado de nerviosismo que impera en la estructura de mando de la Consejería de Educación y en todo el PP regional ante la eventualidad de verse desalojados del poder en las próximas citas electorales".