8 de julio de 2020
6 de enero de 2020

Convenio entre Ayuntamiento Murcia, UMU y Emuasa permitirá realizar un estudio para predecir episodios de contaminación

Convenio entre Ayuntamiento Murcia, UMU y Emuasa permitirá realizar un estudio para predecir episodios de contaminación
Contaminación Murcia - ECOLOGISTAS - ARCHIVO

MURCIA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia ha aprobado un convenio entre el Consistorio, la Universidad de Murcia (UMU) y Emuasa que permitirá la puesta en marcha de diversas acciones técnicas y específicas para prever y monitorizar la contaminación atmosférica en el municipio.

Gracias a este acuerdo, se recabará toda la información necesaria que permitirá predecir episodios de contaminación y así actuar de forma eficaz para evitarlos o reducirlos. El objeto del convenio tiene distintas acciones que se ejecutarán por fases.

La primera de ellas será realizar un modelo predictivo de la contaminación atmosférica que permita conocer con cierta antelación situaciones desfavorables que propicien el aumento de la contaminación que puedan afectar a la salud de los ciudadanos y al medio ambiente en general. Gracias a ello, se podrán programar acciones que traten de paliar los citados impactos.

Con respecto al modelo predictivo, además de las fuentes de emisión del tráfico de vehículos, que condicionan la composición de las especies contaminantes presentes en el aire de cualquier ciudad, y particularmente en Murcia, deben considerarse otros dos aspectos: la geometría de la ciudad y la meteorología, cuya influencia es decisiva.

Así lo demuestra la diversidad de episodios que se producen a lo largo del año, aunque los de mayor impacto tienen lugar en condiciones atmosféricas estables, asociadas a fenómenos de inversión térmica, muy frecuentes en otoño e invierno.

Para elaborar este modelo predictivo es necesario realizar ocho campañas de medida de contaminantes en un año, con las siguientes características. Así, se selecciona el benceno como contaminante trazador, utilizando captadores pasivos como sistema de toma de muestras.

Y se establecerán 50 puntos de medida en la zona objeto de estudio, 25 permanecerán fijos y otros 25 cambiarán de posición en cada una de las diferentes campañas.

Cada campaña tendrá una duración de una semana, de lunes a lunes, con dos periodos de medida: de 8.00 horas del lunes inicial hasta las 21.00 horas del viernes de la semana en cuestión (periodo laboral), y desde las 21.00 horas de ese viernes a las 8.00 horas del lunes siguiente (periodo de fin de semana).

Las semanas de muestreos seleccionas no tendrán días festivos y la probabilidad de precipitaciones debe ser irrelevante. En primavera y verano se efectuará una sola campaña en cada estación, mientras que en otoño se programará dos y en invierno cuatro, ya que es la mayor incidencia de la contaminación en otoño e invierno debida a fenómenos meteorológicos que influyen desfavorablemente en la dispersión de los contaminantes atmosféricos.

Posteriormente, todos estos datos se incluirán en un programa informático que servirá para ofrecer los datos predictivos precisos para adoptar las medidas que procedan para mejorar la calidad del aire.

Otra de las actuaciones será la de proporcionar la información científica necesaria para la ubicación de una segunda Estación de Vigilancia Atmosférica, dentro de la red regional de la Comunidad, en la ciudad de Murcia, en una zona que sea representativa de la contaminación media del núcleo urbano, dotada de los equipos de captación y análisis de los contaminantes regulados por la legislación vigente, así como de los sensores meteorológicos de los que depende el transporte, la dispersión y transformación de los contaminantes atmosféricos.

Actualmente se trabaja en determinar la ubicación más idónea para situar esta estación. Esta estación estará equipada por tres equipos automáticos para la medida de los siguientes contaminantes gaseosos regulados en aire ambiente: óxidos de nitrógeno (NO y NO2), ozono (O3) y benceno, tolueno y xilenos (BTX) y dos equipos de captación de materia particulada PM10 y PM2.5 y, si fuera el caso, balanza analítica para la determinación gravimétrica de los filtros de retención de la materia particulada.

Las actuaciones anteriores proporcionarán una primera información sobre la distribución de la contaminación en Murcia y ayudará a detectar o interpretar algunas situaciones atípicas.

ESTRATEGIA 'AIRE LIMPIO'

Este convenio forma parte de la estrategia 'Aire Limpio', un plan de acción global que incluye actuaciones como las recogidas en la Estrategia de Mitigación del Cambio Climático, la Estrategia de Adaptación del Cambio Climático el servicio de poda gratuito a los huertanos para evitar las quemas agrícolas, en marcha en colaboración con Asaja; y la renovación paulatina de la flota de autobuses y adquisición de nuevos vehículos impulsados por biocombustibles, híbridos o eléctricos.

Así como la creación de aparcamientos disuasorios; controles periódicos de las emisiones de gases de vehículos en circulación, junto con la Patrulla Ecológica de la Policía Local (más de 1.000 vehículos al año); peatonalización de 252.000 m2 y 4 áreas de tráfico restringido (267 calles); la Vía Verde; nueva red de carriles bici; estrategia del Vehículo Eléctrico; Plan Foresta 2030 y alumbrado sostenible, entre otras medidas.

Además, hay que recordar que Murcia es una de las pocas ciudades españolas, junto a Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Zaragoza, que cuenta con un protocolo de medidas a adoptar a nivel municipal cuando se detecten episodios de contaminación atmosférica debido a la superación de los niveles permitidos.

Para leer más