20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 7 de agosto de 2010

    La crisis aumenta el autoempleo femenino en la Región frente a un descenso del masculino

    La directora del Instituto de la Mujer de la Región, Teresa Moreno, apuesta por estimular las vías de apoyo a las emprendedoras

    MURCIA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El número de mujeres que emprendieron en 2008 un proyecto empresarial propio, a pesar de las dificultades económicas actuales, se multiplicó por cuatro con relación al año 2006. Concretamente, se pasó de un 6 a un 25,8 por ciento, según el estudio 'Análisis de la situación de la mujer emprendedora en la Región de Murcia 2006-2009', elaborado por el Instituto de la Mujer (IMRM) para conocer la situación profesional de las mujeres murcianas.

    El estudio, basado en datos publicados por la EPA (2009) y por la Cátedra Bancaja de Emprendedores de la Universidad de Murcia, revela una tendencia contraria en el caso de los hombres, cuyas iniciativas se redujeron en tres puntos. En este caso se pasó de un 17,3 por ciento en 2006 a un 14,8 por ciento en 2008.

    Para la directora del IMRM, Teresa Moreno, el estudio "permite un mayor conocimiento de la realidad de la mujer emprendedora, al tiempo que establece un marco sobre el que realizar actuaciones con las que contribuir de manera más eficiente al desarrollo del tejido empresarial femenino de la Región".

    Según el informe, las mujeres son las que más apuestan por la figura del autónomo o sin personal asalariado, porque son más conservadoras a la hora de arriesgar. También se debe a su vinculación a condiciones laborales de mayor precariedad, que les lleva a trabajar como autónomas.

    Asimismo, el porcentaje de mujeres que ayudan sin remuneración alguna en el negocio familiar multiplica por cinco al de los hombres, "lo que las posiciona en una situación de mayor debilidad e infravalora su labor", ha indicado Moreno.

    A su juicio, "hay que continuar incidiendo en la formación y en el empoderamiento de las mujeres para situarlas en este terreno al mismo nivel que los hombres".

    MUJERES DE 55 Y 64 AÑOS MÁS EMPRENDEDORAS QUE JÓVENES

    El informe constata además que las mujeres con edades comprendidas entre los 55 y los 64 años son más emprendedoras que los hombres, más proclives entre los 18 y 24 años. La mitad de ellas (el 52,2 por ciento) tiene estudios medios y superiores, frente al 45,8 por ciento de los hombres que no tiene ninguna formación. Esto demuestra, según Moreno, que "las emprendedoras murcianas están más formadas que los hombres, pero emprenden más tarde".

    Otra de las conclusiones del estudio es que las mujeres se decantan por actividades del sector servicios relacionadas con la atención a personas dependientes, los cuidados infantiles o la hostelería. Para Teresa Moreno esto representa "una prolongación de los roles que la mujer desempeña en su esfera privada o doméstica, en sectores que la sociedad ha venido atribuyendo históricamente a la mujer".

    La directora del IMRM ha destacado así la importancia de "continuar estimulando vías de apoyo a la mujer emprendedora, dirigiendo los recursos y los apoyos en función de la fase del proyecto en que se encuentra la emprendedora".

    La Región dispone de una amplia red de servicios y recursos, puestos en marcha por la Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración, a través del IMRM, para ayudar a mujeres empresarias y emprendedoras.

    Entre ellos destacan los centros locales de empleo, los cursos de formación del IMRM y los viveros de empresas para mujeres, situados en los municipios de Las Torres de Cotillas, Alhama de Murcia, Mancomunidad del Río Mula y Torre Pacheco. Sus recursos están disponibles en el portal 'www.mujerempleo.es'.