23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 19 de febrero de 2019

    Desmantelada una organización criminal dedicada a la introducción de hachís a través del Mar Menor

    Seis personas han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de droga y de pertenencia a organización criminal

    Desmantelada una organización criminal dedicada a la introducción de hachís a través del Mar Menor
    GUARDIA CIVIL - ARCHIVO

    MURCIA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'Despedido', ha desarticulado una organización criminal dedicada a la introducción de hachís desde Marruecos, a través del Mar Menor, que ha culminado con la detención de seis personas en Murcia (3), Almería (1), Barcelona (1) y Tarragona (1).

    Se han incautado 840 kilos de hachís, una embarcación de recreo, tres turismos, 7.000 euros y abundante material tecnológico como sistemas de navegación GPS, teléfonos móviles y satelitales, y tarjetas de telefonía móvil.

    La Guardia Civil, en el marco de los dispositivos policiales dirigidos a la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes, se hallaba tras la pista de una organización criminal dedicada a la introducción de hachís a través del Mar Menor, tres de cuyos miembros fueron detenidos el pasado año cuando se encontraban frente a la costa de Cabo de Palos, en una embarcación de recreo donde se incautaron 840 kilos de hachís.

    Al hilo de estas primeras detenciones, la Benemérita continuó la investigación hasta desgranar el complejo entramado delictivo e identificar al resto de personas que, al parecer, formaban parte de un grupo criminal dedicado a la introducción de hachís desde Marruecos hasta la península, por vía marítima, a través del Mar Menor.

    Según detallan fuentes de la Guardia Civil, las labores de investigación han permitido ir identificando a cada uno de los actores, entre ellos, al principal líder de la organización criminal ahora desmantelada, una persona con amplia experiencia en estas actividades delictivas, lo que le había permitido evadir la acción policial en otras ocasiones.

    Se trata de un ciudadano marroquí, asentado en Almería y con sólidos contactos en Marruecos y en España, que contaba con una importante solvencia económica para afrontar los envíos de droga con seguridad y regularidad.

    El resto de sospechosos mantenían con éste vínculos de familiaridad o de amistad. Estas relaciones personales favorecían que el grupo fuese hermético, ya que solo empleaba a personas ajenas -generalmente con dificultades económicas- para llevar a cabo la parte más arriesgada de las operaciones, la tripulación de las embarcaciones y la descarga de la droga a tierra.

    Una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha llevado a cabo el registro de un domicilio, sito en la ciudad de Almería, que ha culminado con la detención del supuesto líder de la organización criminal, un varón, de 41 años y de nacionalidad marroquí, supuestamente encargado de la obtención de hachís en Marruecos y de organizar su transporte y distribución en territorio nacional.

    Otro de los registros, practicado en un domicilio del municipio tarraconense de Vilaseca, ha permitido la detención de otro de los miembros del grupo criminal, un ciudadano español, de 24 años de edad.

    Recientemente, la Guardia Civil ha llevado a cabo el registro de un inmueble en Martorell (Barcelona), domicilio de uno de los máximos destinatarios de droga en territorio nacional, un ciudadano marroquí, de 36 años, que ha resultado detenido.

    INTRODUCÍAN LA DROGA POR EL MAR MENOR EN EMBARCACIONES DE RECREO

    Según se desprende de la investigación, utilizaban un mismo 'modus operandi', de tal forma que organizaban sus tareas delictivas con la carga de la droga, en una línea de costa cercana al mar territorial, en una embarcación de recreo que después tripulaban hasta el interior del Mar Menor donde la amarraban en uno de los tradicionales puntos sin control administrativo. Después, remolcaban la embarcación con potentes vehículos hasta una vivienda próxima, que mantenían en régimen de alquiler en la zona.

    El inmueble, además de ser empleado como 'guardería' de la droga, era utilizado para ocultar vehículos y embarcaciones, así como para la estancia ocasional de alguno de los miembros del grupo criminal.

    La operación 'Despedido' ha permitido la desarticulación de una experimentada organización criminal presuntamente dedicada tanto a la introducción de hachís por vía marítima, desde Marruecos, como a su distribución en la península, cuyos seis miembros han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de tráfico de droga y de pertenencia a organización.

    La investigación ha culminado con la incautación de 840 kilos de hachís, una embarcación de recreo, tres turismos, 7.000 euros y abundante material tecnológico, como sistemas de navegación GPS, teléfonos móviles y satelitales, y tarjetas de telefonía móvil.

    Los arrestados, la droga y los efectos intervenidos, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Cartagena (Murcia). Cinco de los arrestados han ingresado en prisión preventiva.

    La operación 'Despedido', desarrollada por espacio de un año, ha sido llevada a cabo por agentes especialistas en la lucha contra la delincuencia organizada de la Guardia Civil de Murcia, en colaboración con el Servicio Marítimo Provincial de la Benemérita, unidades de seguridad ciudadana y de Policía Judicial de Murcia, Barcelona y Almería, así como con la participación de la Policía Local de Martorell (Barcelona).