2 de diciembre de 2020
1 de abril de 2007

Los expertos califican al yacimiento romano de Archena como "el primer ejemplo regional de lucha frente a las aguas"

MURCIA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El yacimiento arqueológico hallado junto al Balneario de Archena, es "una construcción hidráulica única en la Región y el primer ejemplo regional de lucha frente a las aguas", según explicó el profesor de Historia Antigua de la Universidad de Murcia y director de las excavaciones, Gonzalo Matilla.

La Dirección General de Cultura invirtió 40.000 euros en las labores de excavación de los restos arqueológicos, los cuales fueron hallados durante las obras del parking del Balneario y actualmente se encuentran en proceso de musealización.

Se trata de restos romanos de entre los siglos I a.C. y I d.C. y se encuentran protegidos por un muro de más de setenta metros de longitud y casi dos metros de grosor. La finalidad de los restos era evitar las inundaciones y el desprendimiento de piedras, problemas que también preocupan en la actualidad. Entre los restos también se hallaron dos lápidas de grandes dimensiones, así como un pozo y un canal que servían para distribuir el agua.

Asimismo, un equipo dirigido por el también profesor de la Universidad de Murcia, Alberto Arques, trabaja en el yacimiento ibérico de Archena del 'Cabezo del Tío Pío', donde en 1944 San Valero Aparisi y Fletcher Valls hallaron siete construcciones de viviendas.

El equipo de investigación, que se centra en las proximidades de la zona excavada hace sesenta años, localizó recientemente cuatro estructuras de vivienda posiblemente empleadas en torno al siglo III a.C. como zonas de almacenaje y un muro de más de trece metros de largo que flanquea las construcciones.

El 'Cabezo del Tío Pío', cuyas excavaciones han contado con una inversión de 12.000 euros de la Dirección General de Cultura, supone uno de los yacimientos ibéricos más conocidos, ya que en la excavación de 1944 se encontraron valiosas piezas de cerámica, que se exhibirán en el futuro Museo local cuyas obras, que dirige el arquitecto José Montoro y en las que la Dirección General de Cultura ha aportado 227.755 euros, se espera que finalicen a finales de este año.

Este centro, cuya construcción se encuentra en su cuarta fase, está formado por cuatro bloques, cada uno de ellos destinado a un uso específico. Así, habrá un edificio de recepción donde también se llevarán a cabo charlas y conferencias, y otros tres destinados a las exposiciones temporales y a las permanentes, que estarán dedicadas principalmente a los hallazgos arqueológicos del municipio, así como a temas relacionados con el esparto, tan típico de Archena.

El Museo también estará dedicado al agua, por ello, una lámina de agua recorrerá los edificios que componen el futuro Museo local que, además llegará al paseo del río, que se sitúa a pocos metros, consiguiendo de esta manera que el centro "se funda con la rivera", según manifestó Montoro.