6 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

PSOE Murcia asegura que el Ayuntamiento de Murcia paga más de 4.000 euros por hora en concepto de deuda

MURCIA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El concejal socialista Alfonso Navarro advirtió hoy de que el Ayuntamiento de Murcia se encuentra en una situación muy difícil en lo que a la deuda se refiere y que "ya no admite, sin rozar peligrosamente el abismo, tanto endeudamiento". Tanto es así -destacó- que para amortizarla hay que abonar la friolera de 37 millones de euros al año, 101.000 euros al día, 4.208 euros a la hora ó 70 euros por minuto.

Esta situación, que supone una deuda por habitante de 600 euros, explicó en nota de prensa, "nos sitúa en el puesto número ocho de entre los 100 ayuntamientos más endeudados de España, por detrás de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga y Córdoba".

Teniendo en cuenta esta incapacidad en la gestión de los recursos por parte del PP municipal, Navarro aplaude la medida adoptada por el Gobierno central de limitar el crédito a los ayuntamientos a partir de 2011 "como única forma de corregir la grave irresponsabilidad en la que han incurrido a lo largo de sus años de gobierno".

Y es que a finales de 2009, el Consistorio tenía una deuda de 258,5 millones de euros, un 20 por ciento superior a la de 2008 que alcanzaba los 216 millones de euros.

Mientras esto ocurre, denunció Navarro, las inversiones reales han venido decreciendo hasta llegar a una cifra irrisoria en los últimos dos años que ha supuesto tan solo un 10,34 por ciento en el total del presupuesto municipal.

"En el caso de Murcia, las inversiones no han dependido del endeudamiento, sino que éste se ha dedicado a solventar problemas de tesorería y gastos de funcionamiento", añadió.

SANEAR LAS CUENTAS

Para el edil del PSOE, las inversiones y la obra pública se deben nutrir de la restricción de los gastos superfluos, de eliminar ágapes y fuegos artificiales, de gestionar con eficiencia, de no despilfarrar tirando con pólvora de rey, de mantener solamente las subvenciones con alta rentabilidad social.

"Seguir endeudándose a un ritmo de aumento del 20 por ciento anual es una locura", apostilló Navarro, quien añadió que "ha llegado el momento del rigor y de la seriedad en lo económico y de guardar la demagogia y las mentiras en el baúl de las cosas inútiles".