19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 18 de julio de 2009

    Un Reglamento regulará los derechos y obligaciones de los usuarios del transporte público en la Región

    Ejecutivo regional elabora un borrador que establece condiciones de uso y regula las relaciones entre usuarios y empresas concesionarias

    MURCIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería Obras Públicas y Ordenación del Territorio está elaborando un 'Reglamento de Derechos y Obligaciones del Usuario de Transporte Urbano e Interurbano de la Región de Murcia', con el objetivo de establecer las condiciones de uso del transporte público, regular las relaciones entre usuarios y empresas concesionarias de este tipo de transporte y garantizar los derechos y obligaciones de ambas partes.

    El Reglamento, que se encuentra en fase de información pública, reconoce explícitamente el derecho a recibir una correcta información sobre rutas, frecuencias, horarios y cualquier otro aspecto que sea de interés para el usuario, según informaron fuentes del Gobierno regional en nota de prensa.

    Además, según indicó el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Ballesta, "establece el derecho del usuario a subir bultos a bordo de la flota regional de autobuses, en función de determinados parámetros, y el acceso al vehículo con una bicicleta plegada, lo que facilitará el uso del transporte público como medio de transporte alternativo al vehículo privado".

    En este sentido, Ballesta manifestó que "la intermodalidad es uno de los factores clave para la potenciación y el fomento del transporte público, puesto que facilita al máximo la reducción del tiempo de llegada a cualquier destino, y permite que el ciudadano escoja siempre la opción más ventajosa, en función de sus preferencias o necesidades, algo que queda reflejado en los derechos que el ciudadano adquiere con este nuevo reglamento".

    El consejero señaló que el texto también regula el derecho de las personas con movilidad reducida a tener a su disposición plataformas de acceso a los vehículos, así como zonas reservadas especialmente habilitadas para que puedan situar una silla de ruedas, "garantizando así el derecho a la movilidad de los discapacitados físicos, que deben acceder al transporte público de viajeros en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos".

    Por otro lado, en relación a las obligaciones del usuario, Ballesta destacó que "el ciudadano deberá portar siempre el título de transporte válido y mantener el orden cívico y social, de cara al resto de usuarios, al conductor, al mobiliario y al vehículo, lo que redundará en beneficio de todos los pasajeros, y cuyo incumplimiento será sancionado según lo establecido en el texto, que estará siempre a disposición de los ciudadanos en un lugar visible de cualquiera de los vehículos de la flota regional de autobuses destinados al transporte público de viajeros".

    Finalmente, en referencia a los operadores, el reglamento establece que éstos quedarán obligados a mantener los vehículos en condiciones óptimas de seguridad e higiene, así como a suministrar un trato adecuado al usuario, en especial a aquellos con movilidad reducida, "aspectos que también quedarán garantizados para el usuario a través de las sanciones establecidas en caso de incumplimiento por parte de las empresas", concluyó el consejero.