25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 18 de julio de 2009

    El sindicato U.P.L.B. alarma que los desmayos por sobreesfuerzo "empiezan a ser habituales" en la plantilla de bomberos

    Pedirán la dimisión del jefe de Servicio, Pedro Guirao, y al concejal delegado, Remigio López, ante cualquier problema

    MURCIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato Unión de Policías Locales y Bomberos de Murcia (U.P.L.B.) aseguró hoy que los desmayos por sobreesfuerzo "empiezan a ser habituales" en la plantilla de bomberos.

    De hecho el incendio que se produjo en la tarde de ayer en las pedanías de la Alberca y Santo Ángel, y que mantuvo en vilo a propietarios de negocios y viviendas aledañas, se desplazaron en un primer momento únicamente dos bomberos del parque Infante que estaban asignados para prestar servicios auxiliares durante ese día.

    "La razón es que todos los vehículos de primera intervención se encontraban atendiendo otros servicios, quedando el servicio desbordado como ya viene siendo habitual durante este año 2009. Uno de estos dos bomberos tuvo que ser trasladado a la Arrixaca dónde permaneció más de tres horas recuperándose", argumentó el sindicato.

    Estos dos bomberos tuvieron que "emplearse a fondo" para impedir males mayores hasta que llegaron los refuerzos necesarios. Una situación que "viene repitiéndose en los servicios de cierta entidad, al que no acuden los efectivos necesarios, y que obligan a estos profesionales a trabajar por encima de sus posibilidades".

    Lo que puede llegar a ser trágico es que en uno de estos momentos de saturación del servicio se reciba el aviso de una emergencia donde puedan verse implicadas personas que se encuentren ante un riesgo grave e inminente. "Si llegara a darse esta situación, los bomberos no dudarán en apuntar como responsables al jefe de Servicio, Pedro Guirao Cárceles, y al concejal delegado, Remigio López, a los que exigirían su inmediata dimisión".

    Con la organización actual, denunció el sindicato, "no podemos garantizar ni siquiera nuestra propia seguridad". "Jamás se han vivido las situaciones que estamos presenciando con el actual Jefe de Bomberos, que tiende a desentenderse cada vez más del Servicio, eso sí, con los aumentos salariales", añadieron las mismas fuentes.

    A su juicio, "la reducción de efectivos en el parque de bomberos acordada por la Corporación e impulsada por la Jefatura de Servicio con el objetivo de ahorrar en tiempos de crisis, está demostrando ser ineficaz, pues los daños materiales que se originan por la destrucción de bienes que podrían haberse evitado de haber los efectivos necesarios, empiezan a superar el dinero ahorrado".

    Al mismo tiempo, prosiguió U.P.L.B. "la reducción ha supuesto una desorganización dentro del funcionamiento interno imputable directamente al Jefe de Servicio".

    El municipio de Murcia ha dado un gran paso atrás en la prestación de este Servicio, que "se pone de manifiesto con la cantidad de veces que se está requiriendo la intervención del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia, algo más que inusual hasta este año 2009".

    Además, "en estas fechas, seguimos sin tener constancia de la convocatoria de las nuevas plazas de bombero que se vienen prometiendo desde hace años para terminar con esta situación deficitaria que lleva a la excesiva realización de horas extraordinarias".

    Por otra parte, el Sindicato U.P.L.B. anunció que se alinea junto a CCOO ante la denuncia pública que este sindicato realizó el día de ayer contra el Ayuntamiento de Murcia por vulnerar los derechos de un trabajador del S.E.I.S. al que se le está hostigando de manera sistemática.

    "Mostramos nuestra confianza en la vía judicial, que esperamos ponga fin al acoso que está sufriendo un gran profesional de nuestro servicio", concluyó el comunicado de prensa.