28 de febrero de 2020
6 de abril de 2010

UGT pide al Gobierno central que vele "también" por la situación de desempleo agrícola en la Región de Murcia

Asegura que la Región cuenta con 9.000 parados más y exige que se actualicen los planes de apoyo económico a la realidad actual

MURCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Federación Agroalimentaria de UGT en Murcia, Jesús Cámara mostró hoy su deseo de que el Gobierno de España "vele también por la situación de desempleo agrícola de la Región de Murcia" tras conocer que el Ejecutivo central estudia rebajar a casi la mitad las peonadas necesarias para cobrar el subsidio agrario del antiguo Plan de Empleo Rural (PER) en Andalucía y Extremadura.

En concreto, el número de jornadas necesarias para acceder al mencionado subsidio y renta agraria, ahora denominado Aepsa (Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agraria), será de unas 20 -entre 18 y 25-, frente a las 35 personas actuales.

De tal forma, CCOO y UGT han planteado al Gobierno la extensión de estas medidas a otras comunidades con especial incidencia en Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla La Mancha y Castilla y León, también afectados por el temporal y la pérdida de empleo.

A juicio de Cámara, Gobierno central y regional deberían ampliar las cantidades para atender a un mayor número de desempleados agrícolas. Y es que, aseguró el sindicalista en declaraciones a Europa Press, el número de parados agrícolas en la Región de Murcia ha aumentado en 9.000 personas, por lo que "cualquier medida que mejore la situación de los trabajadores y supongan una ayuda, será buena".

Ahora, "cuando estas situaciones afectan a otras comunidades como Murcia, se hace fundamental que los estudios y propuestas sean también para el resto de comunidades autónomas", añadió.

En Murcia, reiteró Cámara, "el número de desempleos agrícolas se ha visto incrementado muy seriamente". Ahora mismo, puntualizó, "el Gobierno central destina 4,5 millones de euros a Murcia al año", tras lo que pidió la actualización de los planes de apoyo económico a la realidad actual de la Región.

TRABAJADORES "DE SEGUNDO VIAJE"

Desde CCOO Murcia, el secretario general de la Federación Agroalimentaria, Santiago Navarro, destacó que "el problema aquí es que el PER está hecho por ley y eso no se extenderá de ninguna de las maneras al resto de comunidades autónomas".

Asimismo, lamentó que Gobierno "no haya tenido en cuenta la propuesta de que los trabajadores del Régimen Especial Agrario tuvieran acceso a la ayuda de 421 euros que existe para cualquier trabajador que ha perdido el empleo y ya no cuenta con ninguna prestación ni subsidio". Aquí lo que parece, criticó, "es que los trabajadores de Murcia son trabajadores de segundo viaje".

Aunque aseguró que es un avance que el Gobierno haya aumentado un 1% las cantidades dadas en el año 2009 para los Consejos Comarcales con un montante casi de 4,5 millones de euros, a los que se suma la cantidad fija del Ejecutivo regional --1,5 millones--, pero "no es suficiente para las necesidades existentes", afirmó en declaraciones a Europa Press.

Y es que, destacó Navarro, "hay que tener en cuenta que al sector agrario han vuelto trabajadores de otros sectores como el de la construcción o el sector servicios, que en época de bonanza marcharon y ahora regresan tras la caída de los mismos".

"Eso no se está teniendo en cuenta ni por parte del Gobierno nacional ni por el regional, que tampoco incrementa su cantidad", subrayó. A su juicio, las ayudas tras las campañas agrícolas "van a ser totalmente insuficientes para todos los trabajadores que quedarán en el paro".

El Ejecutivo central también estudia aplazar las cuotas de la Seguridad Social de los afectados, así como la consideración de los Expedientes de Regulación de Empleo como provenientes por fuerza mayor a defectos que el consumo de la prestación por desempleo no compute a la hora de consumir los periodos máximos de percepción establecidos y exoneración de cuotas de la S.S. tanto para trabajadores como empresarios.

Por su parte, el presidente de COAG, Pedro Lencina, que consideró que este tipo de medidas son "bienvenidas" para cubrir los daños de la mala climatología de este año así como la pérdida de empleo como consecuencia de la crisis económica, lamentó que existan diferencias entre trabajadores de distintas comunidades.

Y es que a su juicio, debería tenerse en cuenta también la Región de Murcia y aquellas comarcas "donde no es fácil dar alguna pionada o jornales al mes para tener derecho a una prestación social".

EN LA BÚSQUEDA DEL "ANTÍDOTO" CONJUNTO

En otro orden de cosas, Lencina señaló la necesidad de buscar el "antídoto conjuntamente en Europa y de forma conveniente" para que corregir la diferencia de precios que hay entre lo que paga el consumidor y pagan los agricultores, y es que, apostilló, "la media diferenciadora es de 400 a 500 por cien en los últimos años".

Sobre la decisión adoptada el pasado lunes por los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) para poner en marcha, de cara al futuro, una serie de iniciativas dirigidas a frenar los "abusos" que se producen en la cadena agroalimentaria y que tienen a los productores como principales damnificados, el presidente de COAG Murcia señaló que este es un primer paso, "pues las reglas del juego dentro del libre mercado estaban contaminadas y no había transparencia alguna".

Este acuerdo genérico "es bueno", pero, a su juicio, "hay que hacerle un seguimiento dentro y fuera de Europa y siempre pensando en una garantía sanitaria o fitosanitaria con el fin de que todos vivamos mejor".

Influir o realizar actuaciones sobre la diferencia de precios, apostilló, "sería bueno para la sociedad en general y los productores, en particular, que cada vez somos menos".