18 de septiembre de 2019
2 de julio de 2014

UGT reclama que "se antepongan las políticas de empleo a todo lo demás con recursos adicionales"

MURCIA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

UGT ha resaltado este miércoles la necesidad de "anteponer las políticas de empleo a todo lo demás, con recursos adicionales puestos al servicio del fomento del empleo, derogar los incentivos normativos al empleo precario que ha llevado consigo la reforma laboral y reforzar las prestaciones por desempleo, tanto contributivas como asistenciales".

De lo contrario, advierte, "si el Gobierno se contenta con fiar la recuperación al tirón de sectores estacionales y de bajo valor añadido y al empleo precario, mal remunerado y sin derechos, estará condenando dicha recuperación a ser frágil e insostenible, porque ningún país puede aspirar a un crecimiento sólido y compatible con el bienestar ciudadano, en esas condiciones que solo conducen a generar asimetrías sociales que benefician a unos pocos y empobrecen a la mayoría".

A tenor de los datos del desempleo, ha argumentado que "a pesar de que cualquier bajada siempre es una buena noticia, conviene advertir que la bajada del paro en junio ha sido mucho menos acusada que la que se produjo en mayo".

Ello se explica, fundamentalmente, por "el mal comportamiento de la agricultura, un sector en el que el paro crece este mes un 10,71 por ciento".

De igual modo, manifiesta que "el débil pulso del resto de ramas de actividad no ha sido suficiente para contrarrestar la incidencia de este comportamiento en las cifras globales de empleo".

A ello, "se une el paso a inactivos de muchos desempleados por el efecto desánimo, el retorno a los estudios y el éxodo más allá de nuestras fronteras de muchos trabajadores a la búsqueda de mejores perspectivas, fenómenos a los que es atribuible, en gran parte, la bajada del desempleo".

Por otro lado, advierte del "aumento de la precariedad que arrojan estos datos, puesto que las contrataciones temporales representan el 94,27 por ciento del total y las contrataciones a tiempo parcial el 36 por ciento (dato estatal)".

"Esta extensión del empleo precario podrá tener un efecto positivo en la reducción de las cifras de paro, pero deteriora gravemente la calidad de vida de la población trabajadora, como lamentablemente vemos reflejado en los indicadores de pobreza y desigualdad que no dejan de crecer", indica.

Además, sostiene, "contribuye a agravar esta situación el continuo descenso de las tasas de cobertura de las prestaciones por desempleo, según las cuales ya el 42,29 por ciento de los desempleados no tiene ninguna prestación".