2 de diciembre de 2020
23 de septiembre de 2006

11-M (Ampliación).- Zaplana dice que "se han manipulado informes, se han destruido pruebas y se ha faltado a la verdad"

Asegura que jamás ha hablado de conspiración, exige la verdad y dice que "todas las batallas que se dan con razón, se ganan"

TOLEDO, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, aseguró hoy que "jamás" ha hablado de conspiración en torno a los atentados del 11-M, pero apuntó que "se han manipulado informes", "se han destruido pruebas" y "se ha faltado a la verdad".

Así lo manifestó durante su intervención en el XII Congreso de Nuevas Generaciones (NNGG) que se celebra en Toledo, en el que se mostró convencido de que "todas las batallas que se dan con razón, se ganan".

El portavoz del PP explicó que, en relación con el el 11-M, su partido está defendiendo "el conocimiento de la verdad". "No nos conformamos con tesis oficiales que, o son contradictorias, o no dan respuesta".

Es más, ironizó con esta cuestión al afirmar que "a lo mejor por nuestro bien nos están ocultando alguna cosa y nos podemos enterar dentro de una temporada; a ver si (Zapatero) tiene un afán por que la sociedad no sufra y aplaza el conocimiento de algunos aspectos".

Zaplana explicó que durante los últimos días leer su apellido y la palabra conspiración era lo mismo cuando, según aseguró, "jamás" ha hablado de eso. "De igual forma que jamás el PP se ha hecho eco de noticias que llaman la atención pero sobre las que somos prudentes", añadió.

"Pero detrás de esa estrategia está el ánimo de ocultación sobre lo que sí exigimos respuestas y no estaría mal que el presidente del Gobierno y el ministro de Interior, cuando tengan tiempo, nos expliquen algunas cuestiones: ¿se han manipulado informes? ¿se han destrozado o manipulado pruebas? ¿hay funcionarios que no han dicho la verdad en la comisión de investigación? Esas tres cosas son verdad, se han manipulado informes, se han destruido pruebas y se ha faltado a la verdad, y nadie podrá decirme que no son verdad. Y una sociedad democrática que se precie tiene que exigir responsabilidades, se quiera o no se quiera, salvo que queramos tener otra cosa", apostilló.

CARGAR LAS BATERIAS.

Durante su intervención en el Congreso, indicó que llega esta celebración de NNGG llega "en buen momento" porque "hay que cargar las baterías" en una situación trascendente para España, con un curso político "marcadamente electoral", y porque "la sociedad ya percibe y ya desea un cambio de Gobierno y desea que vuelva el PP a esa responsabilidad".

En su opinión, si esto es así es porque el PP "lo ha hecho bien y en momentos difíciles ha estado a la altura". "Ya sé que hay rivales que quieren que hagamos cosas distintas a las que hacemos, pero yo no creo en los políticos de diseño, que los hay, porque no he visto jamás a un partido ganar por lo que le dicen los sociólogos, sino cuando han defendido convicciones e ideas políticas", agregó.

De hecho, el portavoz parlamentario del PP indicó que un buen político debe serlo "en la victoria y en la derrota", y tener "capacidad para superar la oposición", basándose en "posiciones y principios de sinceridad y coherencia" y dando "todas las batallas políticas en las que uno cree, porque se ganan siempre".

Por eso, pidió a los jóvenes del partido que se sientan "orgullosos" de un partido que "ha soportado una coyuntura tremendamente difícil", que tiene "equipos capaces", que "ha demostrado ganas e ilusión", y que "defiende convicciones al margen de intereses coyunturales", ya que así se podrá "convencer a la sociedad española de que el PP puede y va a ganar las elecciones".

Sobre esta cuestión, Zaplana se preguntó que, si en el PP hicieran siempre "lo que nos dicen" que es políticamente correcto, "¿quién hubiera presentando un recurso contra el Estatut y quién habría salido a apoyar a las víctimas del terrorismo a la calle cuando se han visto olvidadas y vejadas porque el Gobierno ha priorizado el diálogo con los terroristas?".

Afirmó que si los 'populares' no hubieran hecho lo que creían que debían hacer "hoy estarían condenados dos compañeros por haber atentado contra un ministro contra el que jamás atentaron". En este punto, volvió a mostrarse convencido de que "las batallas que se dan con razón, se ganan".

ZP: "AMIGO DE DICTADORES".

En su opinión, al PP no le debe ir "tan mal" cuando "se pasan tres días sin proponer una idea y metiéndose con nosotros", en referencia a la Conferencia Política del PSOE del pasado fin de semana. Dijo no entender que el presidente Zapatero estuviera preocupado por el "extremismo" cuando "es amigo de los dictadores que encarcelan a los que luchan por la libertad como Fidel Castro o Hugo Chávez". "No aceptéis nunca que nadie os dé credenciales de demócratas y centristas, no os hace falta, porque podemos estar tremendamente orgullosos de la biografía del PP y nuestros años de gobierno", enfatizó.

Se refirió acto seguido a los Presupuestos Generales para 2006 para asegurar que "consagran la insolidaridad entre españoles según el territorio en el que vivan, y "no son elemento de cohesión" porque se han aprobado "solo para pagar favores políticos a Zapatero para su permanencia en el poder".

GARCÍA-ESCUDERO.

Previamente, intervino el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, quien acusó a Zapatero de no solucionar los problemas y de tener "mucho tiempo para no hacer nada" y "dedicarse a su pasatiempo favorito que es reescribir la historia de una manera sectaria".

"Zapatero --señaló-- no tiene respuesta para los problemas, no tiene proyecto, va actuando al día y por impulsos, y va convirtiéndolo todo en un permanente embrollo fruto de esa falta de programa y fruto de tanta incompetencia e improvisación, creando un Gobierno que cada vez se parece más a un mal programa de televisión donde solo salen ellos, malos actores".

También acusó al jefe del Ejecutivo de ser "absolutamente complaciente" con su labor, pero también "con gente con la que no se debería tener ningún consentimiento", con la que hay que ser "rotundamente exigente", como Batasuna y la gente que "sigue extorsionando a empresarios".

Tras mostrar su apoyo a la sede Onda Cero en Navarra, García-Escudero espetó a Zapatero que "en solo dos años y medio haya puesto en peligro los pilares básicos del Estado, como la Constitución, la cohesión interna como nación, la igualdad y la solidaridad, la igualdad y la solidaridad, la dignidad frente al terrorismo, nuestra imagen exterior y todo ello a base de pactos opacos, juegos a dos bandas, y traiciones a los pactos que él firma", en referencia esto último tanto al Pacto Antiterrorista como al Pacto del Tinell con ERC en Cataluña.