17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

Afganistán.- Autoridades civiles y militares arroparán esta tarde a la familia de Idoia Rodríguez en el funeral

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Autoridades civiles y militares del Estado y de la Comunidad Autónoma se darán cita esta tarde, junto a familiares, amigos y compañeros, en el funeral que se celebrará en el polideportivo de Friol (Lugo) en memoria de Idoia Rodríguez Buján, la joven soldado de 23 años de edad que falleció en un atentado en Afganistán.

Los dos más altos responsables de la Defensa española, el ministro José Antonio Alonso; y el jefe mayor de Estado de la Defensa, general de Ejército, Félix Sanz; asistirán a la ceremonia religiosa que finalmente la familia ha decidido trasladar al polideportivo de la localidad natal de la soldado debido al mal tiempo y a la afluencia masiva de persona que se prevé, como ya quedó de manifiesto en la misa que se celebró ayer por la noche en el tanatorio en el que descansa el cuerpo.

Al funeral también acudirá el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, en representación de todo el Gobierno gallego, entre otras autoridades autonómicas, así como mandos militares y compañeros de la joven en la base de la Brilat, a la que pertenecía Idoia. También asistirá el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo.

Tras las exequias, la joven será enterrada en el cementerio parroquial de San Mamede de Nodar, localidad donde reside la familia de la soldado muerta.

CAPILLA ARDIENTE

Durante la jornada de ayer, cientos de personas pasaron por el tanatorio de Friol, donde se ha instalado la capilla ardiente de la joven. Familiares, amigos, compañeros de la carrera militar y autoridades arroparon a la familia y rindieron un último homenaje a la soldado, cuyo féretro está cubierto por una bandera de España aunque con el rostro al descubierto.

Posteriormente, cientos de personas abarrotaron el tanatorio de Friol durante la misa oficiada en memoria de Idoia Rodríguez Buján, que se desarrolló en un ambiente de tristeza y consternación del que, debido a las reducidas dimensiones de la capilla, muchas personas se quedaron fuera a pesar de la lluvia que no dejó de caer durante la ceremonia.