16 de octubre de 2019
12 de diciembre de 2018

Airbus y los seis países clientes del A400M sellarán la próxima semana el nuevo contrato con ajuste de plazos y costes

Airbus y los seis países clientes del A400M sellarán la próxima semana el nuevo contrato con ajuste de plazos y costes
EUROPA PRESS/AIRBUS - ARCHIVO

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Airbus y las naciones clientes del A400M --el avión de transporte militar que se ensambla en Sevilla-- sellarán el próximo día 18 el nuevo contrato que incluye un calendario de entregas revisado y una hoja de ruta de capacidad técnica actualizada con el objetivo de mitigar los riesgos asociados al futuro del programa.

El anuncio lo ha hecho este miércoles en un encuentro con la prensa el responsable de la división de aviación militar de Airbus y presidente de la compañía en España, Fernando Alonso, quien será relevado en ambos cargos el próximo mes de enero por Alberto Gutiérrez.

Según ha explicado, el acuerdo entre el consorcio y los países clientes del programa --España, Alemania, Francia, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo-- ya está cerrado y la próxima semana se formalizará con la redacción de las cláusulas, que ahora debe validar cada país: Para ello, el contrato tendrá que recibir el visto bueno del Parlamento en algunos casos o del Ministerio de Defensa en otros, como es el de España.

Fernando Alonso asumió la dirección de Military Aircraft con el encargo de "salvar" este proyecto, según ha reconocido este miércoles, y lo deja con el objetivo "conseguido" tras completar hasta 18 entregas este año.

El nuevo acuerdo contempla una producción de 15 aeronaves en el año 2019, de once en 2020 y de ocho en 2021, con la posibilidad de mantener o elevar la producción a las once unidades en cualquier momento.

La compañía calculó que esta reducción de la cadena de producción tendría un impacto en 3.500 puestos de trabajo, alrededor de 850 en España. Para afrontar esta situación, Alberto Gutiérrez ha explicado que se ha recurrido a mecanismos recogidos en el convenio laboral para acordar con los trabajadores medidas como flexibilidad o movilidad que ya tienen cubierta la cuota hasta el año 2020. A partir de esa fecha quedan 300 puestos de trabajo por reasignar.

Los nuevos ajustes de producción permitirán además a Airbus centrarse en la campaña de exportación del avión para lograr venderlo fuera de los seis países clientes. "Nos va a permitir liberar tiempo y recursos", ha reconocido Fernando Alonso.

Entre los potenciales clientes, han explicado que en Latinoamérica tienen características para comprar el A400M a medio plazo países como México, Perú, Brasil o Chile.

¿COMPETIRÁ EL GOBIERNO CON AIRBUS?

El Ejército del Aire español ha recibido ya cuatro unidades del A400M de las 27 que contrató con Airbus. De ellas, el Gobierno anunció que se quedaría con 14 aviones y trataría de exportar los 13 restantes.

Esto abriría la puerta a que el Gobierno se convierta en competidor de Airbus en la venta del aparato, aunque los responsables de la compañía han restado importancia a esta posibilidad, que en cualquier caso se daría a partir del año 2025. Además, han recordado que más países, como Alemania, se encuentran en la misma situación.

Según han apuntado, el mercado cambiará mucho los próximos cinco años y esperan que la demanda del A400M sea muy superior a estos 13 aviones que querrá exportar España. Además, han recordado que el Gobierno siempre puede cancelar este pedido, pese a que para ello tendría que abonar más de 200 millones de euros.

Para leer más