23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 7 de marzo de 2014

    La alcaldesa de Bormujos (PP) declara este viernes como imputada por dar su voto a cambio de un bolso de Loewe

    SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El juez de Sevilla que ha reabierto la investigación por el presunto soborno que habría mediado en la moción de censura que, a comienzos de 2005, despojó de la Alcaldía de Bormujos al socialista Juan Antonio Iglesias para devolver el poder al independiente Baldomero Gaviño, ha citado a declarar este viernes como imputada por un presunto delito de cohecho a la entonces concejal y actual alcaldesa del PP Ana Hermoso tras recibir una denuncia de la Fiscalía referida a la compra de su voto.

    La actual alcaldesa de este municipio sevillano, en una conversación grabada, habría reconocido que, a cambio de su voto en la moción de censura que devolvió la Alcaldía a Baldomero Gaviño, recibió un bolso de la marca Loewe valorado en unos 1.000 euros, según han indicado a Europa Press fuentes del caso.

    La declaración de Ana Hermoso se producirá después de que este miércoles compareciera como testigo ante el juez el empresario Eusebio Gaviño, que grabó la conversación en 2013 y que ratificó que la primer edil recibió un bolso de Loewe como "premio" por apoyar la moción de censura.

    Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, Gaviño relató que, tras ver implicado en el denominado caso Camas --por el que finalmente fue condenado a 14 meses de cárcel--, "fue abandonado por muchos amigos y conocidos, que no solo no lo apoyaron sino que se olvidaron literalmente de él", precisando que dentro de este grupo de personas se encontraba Ana Hermoso, quien "no le llamó en ningún momento para preocuparse de su situación".

    Tras ello, y estando cercana la celebración de unas elecciones primarias en el seno del PP de Bormujos, dijo que recibió una llamada de su primo Diego Gaviño en la que éste "le solicitó su voto y el de cuatro familiares más, todos ellos afiliados al partido, en favor de la candidatura encabezada" por Hermoso.

    Gaviño afirmó que, inicialmente, "se sorprendió por la llamada", ya que la actual alcaldesa de Bormujos "nunca se preocupó" por él, aunque posteriormente "vio una oportunidad para aclarar las cosas ocurridas, entre ellas, las del caso conocido como Bormujos" y lo referente a las elecciones primarias, por lo que concertó una cita con su primo Diego Gaviño y Ana Hermoso.

    El empresario, "no como venganza pero sí con intención de aclarar determinadas cuestiones", decidió llevarse a dicha cita una grabadora "para recoger lo sucedido", aunque dijo creer que ni su primo ni la primer edil "sabían que se les estuviese grabando sus conversaciones".

    LA ENTREGA DEL BOLSO NO ERA "UNA MUESTRA DE AMOR"

    Al hilo de ello, precisó que vio cómo el empresario Jesús Calvo Soria entregó a Ana Hermoso un bolso en Madrid como "premio por apoyar la moción de censura que iba a encabezar" Baldomero Gaviño, punto en el que, a preguntas del abogado de la defensa de la alcaldesa, descartó que dicha entrega fuera "una muestra más de amor".

    En esta línea, indicó que Jesús Calvo Soria y Ana Hermoso "mantuvieron una relación sentimental" y que estuvieron "muy acaramelados" tras la entrega del bolso, aunque indicó que no puede concretar "por qué piensa que el bolso se entregó como regalo por apoyar la moción de censura y no como una muestra de amor".

    Gaviño afirmó no tener constancia de que Ana Hermoso, "además del bolso, percibiera cantidad o beneficio alguno por apoyar la moción de censura", aunque "es cierto que a consecuencia de la misma estuvo al frente del Gobierno municipal durante dos años de acuerdo con lo pactado con Baldomero".

    El testigo, asimismo, desveló que entregó la grabación "en la misma grabadora" donde fue recogida originalmente la conversación al exalcalde de Camas Agustín Pavón (IULV-CA), que también fue condenado a 14 meses de cárcel y multa de 15.000 euros por el intento de soborno a la concejal del Ayuntamiento Carmen Lobo, quien, según concretó, sabía que la conversación con Ana Hermoso iba a ser grabada.

    NIEGA ESTAR AMENAZADO O PRESIONADO POR NADIE

    Gaviño aseguró en su comparecencia que "no autorizó" a Pavón a realizar copias o entregar a terceros la grabación y que el exalcalde de Camas acordó devolvérsela cuando la oyese y limpiase, aunque "tardó varios días en entregársela, lo que le extrañó".

    Así, aseveró que "no entregó la grabadora a ninguna otra persona, a parte de Pavón", por lo que considera que "fue éste el que realizó las grabaciones posteriores".

    Gaviño, a preguntas de la acusación que ejerce el PSOE, aseguró que "no se encuentra presionado ni amenazado por nadie a la hora de prestar declaración".

    El juez decidió reabrir el caso después de la denuncia de la Fiscalía, en la que se aportaba un pen-drive con cinco grabaciones de conversaciones mantenidas por Eusebio Gaviño, dos de las cuales están tituladas 'Ana Hermoso' y 'Asesor Ana Hermoso', las cuales "deben dar lugar a nuevas investigaciones, ya que aparentemente se aportan datos decisivos sobre la compra del voto de Ana Hermoso en aquel pleno".