20 de junio de 2019
11 de junio de 2019

Alonso dice que es más "del ala izquierda" del PP, pero rechaza que pretenda convertirse en "una corriente"

BILBAO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha reconocido que él es más "del ala izquierda" del Partido Popular, pero ha rechazado, de nuevo, que pretenda convertirse "en una corriente", y ha apuntado que la dirección nacional de los populares debe esforzarse, no por que todos "sean iguales", sino en "luchar por un mismo proyecto". Además, ha afirmado que las voces en favor de la recentralización y la "retirada de competencias" han "espantado a una buena parte de los votantes" en Euskadi.

El líder de los populares vascos ha manifestado que su partido en Euskadi "tiene un discurso propio", y cree que lo tienen que "reforzar y contar". En este sentido, ha destacado que el PP de la Comunidad Autónoma Vasca "siempre ha sido un partido muy especial, por circunstancias terribles, por la existencia de un terrorismo". "Simbolizamos una resistencia, una lucha por la libertad y una defensa en la trinchera de la Constitución, la unidad de España y la democracia durante muchos años", ha añadido.

A su juicio, "esto te hace muy especial y te imprime un carácter diferente". Tras señalar que, "afortunadamente, ETA ha desaparecido", ha considerado que realmente la banda hizo una "limpieza ideológica pueblo a pueblo". "Una vez que estos desaparecen, a nosotros nos habían dejado sin representación, sin afiliados y sin gente para defender tu mensaje en las calles", ha subrayado.

Asimismo, cree que puede parecer que los populares no tienen utilidad, y eso les ha llevado "a un declive en votos durante los últimos años". Tras señalar que no es por división de votos a Vox o Ciudadanos porque no tienen "ni siquiera un concejal en un pueblo pequeño", ha apuntado que los votos se les desplazan al PNV.

Por ello, ha considerado que el PP defiende la foralidad, "que es muy importante, es peculiar y es distinto, porque solo existe en Navarra y en el País Vasco". Además, ha subrayado que se trata de la defensa de un discurso liberal, de centro y de moderación".

"En la resistencia al terror o en la lucha por la libertad, nosotros aprendimos la necesidad de consolidar una convivencia. Cuando vives en una sociedad profundamente fracturada tantos años, esa convivencia la buscamos en la centralidad, en tratar de huir de posiciones que puedan ser interpretadas desde la radicalidad. Y es muy importante que en el País Vasco sepamos trasladar que estamos enraizados porque siempre hemos defendido esa visión foral, que tiene raíces liberales, aunque la gente no lo entiende en el resto de España", ha manifestado.

Alfonso Alonso ha vuelto a recordar que el PP vasco viene de "una tradición de liberales fueristas". Además, ha apostado por que el Partido Popular sea "de centro radical". "Yo no estoy planteando ninguna disputa de poder o de mando del PP, pero le diré que ha habido cierta preocupación por cerrar u flanco que se abría con Vox en el conjunto de España, que emite un discurso que descentra", ha indicado.

A su juicio, "cuando tú quieres cerrar mucho un flanco que se te abre a esa derecha, a veces tiras y no puede ser". "Nosotros tenemos que ser nosotros mismos con mucha más autenticidad, y eso será lo que nos haga diferentes y útiles, no sentirte nunca atraído por el discurso de otro partido", ha indicado.

SIN RECENTRALIZACIÓN

Alonso ha reconocido que "ha oído cosas con las que no está de acuerdo". "He visto al presidente Pablo Casado venir al País Vasco y defender el Concierto Económico, como le pedimos, pero, luego, he oído voces que decían que había que retirar determinadas competencias, que había que ir a un proceso de recentralización. Estas voces se han emitido también y en el País Vasco despiertan mucha inquietud y, sinceramente, espantan a una buena parte de los votantes", ha apuntado.

Por ello, ha asegurado que el PP vasco defiende "la España constitucional, la unidad de la nación, pero también que lo bonito de España es que es distintas, diferente, diversa y que tiene sus peculiaridades". "Los vascos somos diferentes, no porque somos nacionalistas, pero sí somos forales", ha manifestado.

El líder de los populares de Euskadi ha rechazado que tenga aspiración de convertirse "en una corriente", sino que lo que desea es "fortalecer una marca propia del PP en el País Vasco". "Cada uno tiene su personalidad y su forma de ser y éste es un partido muy amplio, que nació de la unión de gente que era muy distinta. Yo vine de la democracia cristiana, otros vinieron de Alianza Popular, otros del Partido Liberal, otros del CDS, otros habían estado en Unión de Centro Democrático, que estaba por ahí. Eso es el PP", ha añadido.

Tras señalar que, si se "rasca", sí existen diferentes sensibilidades en el partido, ha considerado que "eso está bien". "Siempre hay gente que tiraba más hacia un lado y otros que tiraban más hacia otro. Y yo soy un poco más del ala izquierda del PP, pero sumando y apoyando dentro del partido. Lo que no se puede hacer es hacer un partido pequeñito, donde solo haya una de esas visiones que han convivido para aglutinar todo el centro derecha porque, si tienes un partido pequeñito, tienes un resultado pequeñito, y lo que hay que hacer es un partido amplio", ha indicado.

En este sentido, ha precisado que ahí cabe "la sensibilidad" de los vascos "que son foralistas" o la de otra gente "que se siente un poco un poco más, en ese espectro ideológico, a un lado o a otro, también los que tienen una visión más de derechas".

"Todos tienen que estar ahí dentro. El acierto del PP es que todos encontremos un elemento común, que es una visión y un proyecto común de España. Ese es el esfuerzo que tiene que hacer la dirección nacional, no decirnos: 'oiga, aquí todo el mundo va a ser igual. No, aquí todo el mundo no va a ser igual, aquí todo el mundo va a luchar por un mismo proyecto, que es el que tiene capacidad de vertebración y de cohesión en España, que ha representado el PP hace mucho tiempo", ha manifestado.

Contador

Para leer más


Lo más leído en España