25 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

(Ampliación).-Mas dice que renunciará a la Presidencia de la Generalitat si no gana y asegura que no se apoyará en el PP

El candidato de CiU enviará un documento notarial con sus compromisos "a todos los hogares de Cataluña"

BARCELONA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El candidato de CiU a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, se comprometió hoy a no recurrir a los votos del PP para llegar al Gobierno de la Generalitat, a la vez que indicó que renunciará "personalmente" a la presidencia de la Generalitat si no logra la mayoría en las elecciones del 1-N.

Asimismo, pidió al resto de fuerzas que definan su estrategia de alianzas postelectorales y anunció que enviará, en los próximos días, un documento notarial a todos los electores catalanes con sus compromisos para los próximos cuatro años.

"No queremos ni acuerdos con el PP, ni los votos del PP para llegar al Gobierno de Cataluña", enfatizó Mas ante unos 2.500 seguidores de la federación durante el acto de proclamación como candidato, celebrado en el pabellón de la Mar Bella de Barcelona.

Mas justificó su rechazo a apoyarse en Josep Piqué por la actitud "hostil" de los populares hacia Cataluña. "Esperemos que algún día la dirección de los populares en Cataluña reflexione y reconduzca el proyecto", dijo.

RENUNCIA A LA PRESIDENCIA.

El 'convergente' indicó que si CiU no gana las elecciones, "yo personalmente renunciaré a la presidencia de la Generalitat" y pidió a sus seguidores que se movilicen a falta de cuatro semanas para el 1-N para ganar de "una forma indiscutible".

En un acto marcadamente festivo, con música en directo, animadores, confetis, globos y mucho colorido en el escenario, Mas criticó a quienes se aferran en mantener la "equidistancia", en referencia implícita a ERC.

A su juicio, si CiU no se alza con la victoria absoluta, PSC, ERC e ICV reeditarán el tripartito. "CiU es el único seguro a todo riesgo (...) Se trata no sólo de ganar las elecciones sino de que el tripartito no pueda sumar", dijo.

Mas afirmó que en el proyecto de CiU tiene cabida "todo el mundo que tenga sentimiento de país" y demandó el voto a quienes se abstuvieron o no se lo confiaron en las elecciones de 1999 y 2003.

ACUSA A MONTILLA DE AVERGONZARSE DEL TRIPARTITO.

El líder de CiU acusó a su rival del PSC a la presidencia catalana, José Montilla, de avergonzarse de la obra del gobierno tripartito, ya que "se tiene que esconder" de ella, mientras que él y CiU se pueden sentir "orgullosos" de los 23 años de gobierno.

Tras cargar contra el "falso progresismo" de los socialistas, Mas dijo que CiU será la garantía de un "buen gobierno", que definió como "estable, sereno, cohesionado, con un único proyecto, con un liderazgo claro y que transmita confianza".

Mas indicó que en la recta final a las elecciones introducirá un nuevo eje central: "la credibilidad". En su opinión, la política catalana carece de ella, asumiendo "parte de culpa", y consideró que los ciudadanos están "hartos de peleas permanentes".

El candidato nacionalista se comprometió a "formalizar ante notario" todos sus compromisos para los próximos cuatro años y enviar una copia del documento a "todos los hogares de Catalunya".

APOYO DE UNA MARIA DE LA PAU JANER.

Durante el acto, Mas recibió el apoyo explícito de la escritora mallorquina y Premio Planeta, Maria de la Pau Janer, que fue la encargada de presentarlo y le realizó una entrevista en directo al candidato, con preguntas que no habían sido pactadas previamente, según explicaron a Europa Press fuentes de la federación.

Janer, con vestido premamá que acentuaba su embarazo y apelando al "compromiso del artista", inquirió a Mas sobre aspectos de su juventud y momentos claves de su vida, a la vez que se proyectaban en el auditorio fotos en blanco y negro de su niñez y vídeos del candidato durante su etapa como político.

El público, que recibió entre sorprendido y jocoso el diálogo, pudo saber por ejemplo que Mas dudaba de niño entre ser "bombero, policía, astronauta o arquitecto" y que sufrió un "contagio progresivo" de la política al entrar en contacto con movimientos catalanistas hacia los 17 años.

Mas indicó que entre sus ídolos estaban sus padres y maestro, entre ellos Jordi Sarsanedas, además de Kennedy, "los constructores de Europa" y Juan XXII, de los que dijo que "no hicieron grandes revoluciones, pero sí importantes aportaciones". No obstante, indicó que su "maestro" en política había sido Jordi Pujol.

Declaró que emplea su tiempo libre a la familia -"mi prioridad absoluta"_y en practicar deporte, viajar y leer. Sobre este punto dijo ser un "lector asiduo y ecléctico", con preferencia por la literatura francesa, catalana y española.

A preguntas de Mari Pau, indicó que le saca de quicio "la adulación y la intolerancia", aunque también el tripartito, bromeó. Y para terminar, dijo que tras el 1-N, "pase lo que pase siempre nos quedará Catalunya".

En una intervención previa, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, aseguró que "no necesitamos" al candidato a la presidencia del PSC, José Montilla, para que "la extrema derecha" no entre en el gobierno catalán, ya que con el líder de CiU, Artur Mas, "es suficiente".

Duran respondió así a las palabras de José Luis Rodríguez Rodríguez Zapatero, quien dijo la semana pasada que Montilla era el único que podía evitar, también en Catalunya, que la extrema derecha entrara en el gobierno catalán, en referencia al PP.