29 de mayo de 2020
11 de junio de 2008

(Amp)Psicólogos dicen que el acusado del crimen de Candeán, en Vigo, tiene un trastorno pero "distingue el bien y mal"

Afirman que es "una mala persona" y descartan "un problema específico de alcoholismo"

VIGO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los peritos psicólogos que prestaron hoy declaración en la vista celebrada contra Juan Carlos L.E., acusado del asesinato de María del Carmen Casal en el barrio de Vigo de Candeán, explicaron ante el tribunal que éste padece un trastorno de personalidad pero que, sin embargo, "distingue el bien y el mal".

En el tercer día de juicio, que se celebra en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra en la ciudad olívica, los peritos psicólogos que le examinaron a instancias del juzgado explicaron que el acusado tiene "rasgos esquizoides y paranoides" propios de una "personalidad psicópata", aunque precisaron que "conoce el alcance de sus actos y distingue lo que le puede incriminar y lo que no".

En ese sentido, estos profesionales precisaron que Juan Carlos L.E. "no tiene un problema de control de impulsos", sino de "sometimiento y dominio de los demás desde el punto de vista sexual", y concluyeron que es una "persona mala, poco empática con el sufrimiento ajeno y que se ríe de las normas sociales". "Tiene más características de criminal psicópata que de homicida patológico", añadieron.

Estos psicólogos señalaron que, durante el examen al acusado, éste reconoció "que había hecho daño a María del Carmen Casal, y que ella había muerto por su culpa" y, según se refleja en su informe, Juan Carlos L.E. afirmó que "le quitó la ropa (a la víctima) para joderla". Asimismo, afirmaron que las respuestas que daba el acusado denotan que trataba de "distorsionar los resultados del test" para "aparentar mayor patología de la que tiene".

La defensa también presentó sus propios informes psiquiátricos, en los que se concluye que el acusado "no simuló" su patología y que tiene una inteligencia "en un nivel medio-bajo". Dicho informe también señala que Juan Carlos L.E. "tiende a sentirse amenazado y agredido por los demás, y vive en un mundo de hostilidad", y que "no se ha detectado un problema específico de alcoholismo", al contrario de lo que sostuvo el propio imputado durante su declaración.

ANÁLISIS DE PRENDAS.

En la sesión de hoy también prestaron declaración los agentes de la Policía Científica que analizaron las prendas de ropa que llevaba María del Carmen Casal cuando fue hallada muerta y otros elementos encontrados en el lugar del crimen, en una zona forestal cercana a la vivienda de la víctima, en la parroquia viguesa de Candeán.

En sus conclusiones, se especifica que la camiseta de tirantes encontrada al lado del cuerpo de la víctima, que estaba ensangrentada, presenta un desgarro longitudinal como resultado de "una acción violenta de dos fuerzas opuestas". Asimismo, también había desgarros y descosidos en otras prendas, como las ropa interior de la mujer y una bata de trabajo que vestía parcialmente cuando fue encontrada.

Por otra parte, los especialistas de histopatología que analizaron las muestras de los genitales de la víctima explicaron que a pesar de que se encontró una partícula introducida en el ano de la mujer, "no hay lesiones ni indicios compatibles con lesiones". Además, aclararon que algunos signos de hemorragia y otros indicios "pueden ser alteraciones post mortem".

El juicio se reanudará mañana a las 10.00 horas con las declaraciones de los médicos forenses que realizaron la autopsia al cadáver, así como con la comparecencia de algunos testigos que aún no prestaron declaración ante el tribunal.