28 de marzo de 2020
8 de septiembre de 2008

Un año de prisión por golpear con puñetazos y patadas a dos chicos a la salida de un bar

SANTANDER, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número Dos Bis de Santander ha condenado a un hombre a un año de prisión por golpear con puñetazos y patadas a dos chicos a la salida de un bar de Soto de la Marina.

Según relata la sentencia, hecha pública hoy, los hechos sucedieron el 12 de junio de 2006, sobre las 3.30 horas, cuando el acusado, Borja Z.S., tras un incidente previo dentro y en la puerta del citado bar, se encontró con los chicos con los que había discutido a unos 100 metros del local, en el cruce de la carretera de Liencres con la que lleva a la playa de San Juan de La Canal.

Allí, golpeó con puñetazos y patadas en diversas partes del cuerpo a una de las víctimas, un joven que resultó con fractura occipital izquierda, contusión hemorrágica en el polo temporal derecho, contusión fronto-basal derecha, contusiones en el parietal y occipital derechos y hemorragia tentorial derecha. Igualmente golpeó a otro joven que sufrió erosiones en el pómulo y pierna derechos y en el puente nasal.

El coste de la factura de atención al primero de ellos en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ascendió a 2.819 euros. El joven estuvo ingresado 10 días y permaneció de baja 44.

En el juicio, el acusado reconoció voluntariamente los hechos que se consideran probados y su participación en ellos, por lo que se dictó sentencia de conformidad, por un delito y una falta de lesiones.

Además de la condena de un año de prisión por un delito de lesiones y el pago de la mitad de las costas procesales, el acusado deberá abonar una multa de 120 euros como autor de una falta de lesiones.

Igualmente, en el orden civil, Borja Z.G. deberá indemnizar a las víctimas con 3.700 y 175 euros, respectivamente, y al Servicio Cántabro de Salud con 2.819 euros, en concepto de los gastos de atención sanitaria de uno de los jóvenes agredidos.

A petición de la defensa, y sin objeciones por parte del Ministerio Fiscal, la sentencia establece la suspensión de la pena por un período de dos años, condicionada a que durante ese período el acusado no cometa delitos y abone la indemnización fijada en los plazos y pagos fijados y aceptados.

La sentencia absuelve a otra persona de un delito de lesiones y de una falta de lesiones al retirarse la acusación penal.