25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 23 de febrero de 2008

    Aralar apuesta por la negociación colectiva frente a la "conversión de los servicios públicos en negocios privados"

    BILBAO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Aralar mostró hoy su apuesta por la negociación colectiva que permita avanzar "hacia un nuevo modelo de sociedad" que combata la "conversión de los servicios públicos en negocios privados".

    En una concentración realizada a mediodía de hoy en la Plaza Lehendakari Agirre de la localidad vizcaína de Galdakao, los integrantes de Aralar defendieron que la relaciones laborales deberían "perseguir el beneficio y la mejora de las relaciones sociales".

    Respecto a la situación de la sanidad vasca, destacaron que las reivindicaciones salariales constituyan parte "sustancial" de la huelga pero "no explican por sí mismas ni la dimensión colectiva ni los objetivos globales de la movilización laboral" en Osakidetza, que obedecen realmente a un cuestionamiento en el fondo del "deterioro de la prestación de un servicio público asumido socialmente como imprescindible".

    Esta precisión también puede hacerse, según Aralar, de las movilizaciones protagonizadas "contra la desestructuración laboral de los departamentos de Educación y Justicia" o, en el ámbito local, contra "la persistente tendencia a la privatización" de los servicios que deben ser prestados por la Administración Pública, como la limpieza viaria, el mantenimiento de centros escolares, las obras públicas de conservación viaria y del abastecimiento de agua y saneamiento de las poblaciones, la diversidad de servicios de asistencia social y extensión cultural, etcétera.

    "En todos los casos, más que la reivindicación salarial individualizada en sí, lo que explica la movilización colectiva es la toma de conciencia colectiva y la denuncia explícita por parte de sus protagonistas directos de la progresiva conversión de los servicios públicos en negocios privados, con lo que ello conlleva de desnaturalización de sus objetivos, de su naturaleza social y de su razón de ser en beneficio de la colectividad", añadieron desde Aralar.

    Para este partido, está en cuestión que la Administración Pública se organice, "no para que el conjunto de la sociedad mejore sus condiciones de bienestar, sino para que el excedente que genera este cada vez más importante sector productivo se canalice hacia los bolsillos de unos pocos, eludiendo lo que debería ser la motivación esencial del ejercicio del servicio público".

    Además, advirtieron de que los trabajadores públicos están dispuestos a ceder una parte de su salario si es "en beneficio del conjunto social destinatario del servicio" que desempeñan.

    "Por este camino se avanza colectivamente hacia la definición de un modelo social en el que tanto la estructuración como la orientación finalista de las relaciones laborales debería perseguir el beneficio y la mejora de las relaciones sociales, con la participación directa de quienes también constituyen, en última instancia, la ciudadanía demandante de los servicios que se prestan como Administración colectiva", concluyeron.