26 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Asociaciones vascas de víctimas del franquismo acuerdan no acudir a actos del Gobierno vasco para exigir "consideración"

Celebran su primera reunión en la Comunidad Autónoma Vasca, "con voluntad de expansión a todo el territorio de Euskal Herria"

BILBAO, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Diversas asociaciones vascas de víctimas del franquismo acordaron hoy no acudir a actos públicos u homenajes convocados por las formaciones o dirigentes del Gobierno vasco, decisión que entienden como la "única posibilidad de exigir unos mínimos de consideración y respeto".

Los grupos presentes fueron Ahaztuak 36-77, Geureak 1936 de Andoain, Oroituz, Asociación de Fusilados de Deba, Goiena, Andikona de Otxandio, Asociación de Víctimas del 3 de marzo de Vitoria, junto a los que acudieron representantes de los partidos históricos Izquierda Republicana y Eusko Abertzale Ekintza-Acción Nacionalista Vasca.

Según explicó el portavoz de la asociación 'Ahaztuak 1936-1939', Marcelo Álvarez, en una rueda de prensa tras la primera reunión de estos grupos en Euskadi, "la filosofía que se sigue en estos terrenos por parte de los gestores políticos de la Comunidad Autónoma Vasca no difiere de la mostrada por el PSOE de Madrid".

En este sentido, Álvarez señaló que su asociación ha presentado escritos y peticiones durante seis meses a las formaciones políticas en este sentido, a las que "sólo ha respondido EHAK".

En la reunión celebrada esta mañana en Bilbao, los grupos consensuaron un texto con varias peticiones al Gobierno vasco. En primer lugar, solicitan que la temática de las víctimas del franquismo no sea tratada en el Departamento de Asuntos Sociales, sino en la Dirección de Derechos Humanos del Departamento de Justicia. "No es un problema social, sino político, de derechos humanos, al mismo nivel que las víctimas del terrorismo", comentó Álvarez.

A esta petición se suma la de crear, "con carácter de urgencia", una comisión que integre a representantes de los partidos políticos y de las asociaciones de víctimas del franquismo, donde éstos "tendrán un papel determinante como interlocutores, defensores y dinamizadores de las propuestas y de su cumplimiento".

La tercera y última exigencia se dirige a los partidos vascos con representación en el Congreso de los diputados, a los que se pide su rechazo a la Ley de Memoria Histórica que se está elaborando.

La reunión de esta mañana fue "de acercamiento y conocimiento" entre los grupos de la Comunidad Autónoma Vasca, de cara a consensuar unos mínimos futuros de actuación. Estos contactos tienen "voluntad de expansión a todo el territorio de Euskal Herria", según Álvarez.

Ahaztuak está llevando a cabo las jornadas 'Hacer memoria, hacer Justicia", que se iniciaron el pasado miércoles con un acto de recuerdo a uno de los miembros de ETA fusilados en el año 75.