25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 11 de enero de 2009

    La Audiencia Nacional juzgará la próxima semana a doce "pescadores" y "pianistas" de ETA

    También se sentará en el banquillo Aritz Arguinzoniz, acusado de preparar atentados contra objetivos de Santander en 2007

    MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Nacional retomará la próxima semana su plena actividad, tras el periodo navideño, con la celebración de tres juicios contra presuntos miembros de ETA: doce integrantes de los sub-aparatos de captación -"Arrantza" (pescadores)- y de información "Pianistas"- de la banda; el presunto miembro del comando Larrano Aritz Aguinzoniz, detenido en el verano de 2007 en Santander, y la presunta colaboradora de la organización Isabel López Monge.

    Respecto al primero de estos juicios, la Fiscalía solicita penas de entre 6 y 9 años de cárcel para 12 integrantes de los sub-aparatos de captación e información, a los que se acusa de encargarse del reclutamiento y preselección de nuevos militantes de la banda y de la recopilación de informaciones sobre potenciales objetivos, en general miembros de la Policía, la Guardia Civil y concejales del PP y del PSOE en el País Vasco y Navarra.

    La información relativa a todos ellos fue hallada tras las detenciones en 2002 en Talance (Francia) de los responsables del aparato militar de ETA Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica y posteriormente, en Saint Martín de Seignax, del jefe de ETA Juan Fernández Iradi, "Susper".

    En el inmueble de este último fue intervenida numerosa documentación relacionada con listados de nombres o referencias de personas "que realizaban labores de selección, contacto y reclutamiento de futuros activistas, así como de entrega de cartas para captación y para acumulación de información de posibles objetivos de ETA", según reza el escrito de calificación

    Así, se piden 9 años de prisión por pertenencia a organización terrorista para Ana Itzaso Güemes, Arkaitz Hormaeche y Anitz Eskisabel Barandiaran.

    OBJETIVOS.

    Hormaeche está acusado de facilitar al etarra Iñaki Bilbao datos relativos al concejal del PP de Zamudio (Vizcaya) José Luis Marcaida, específicamente el lugar donde aparcaba el coche cuando acudía al Ayuntamiento y su domicilio concreto. Esta información fue intervenida posteriormente a los comandos de ETA "Buruntza" y ""Anuk"", desarticulados en 2003. Barandian está acusada de facilitar a "Susper" informaciones sobre el concejal del PSOE de Lazkao (Guipúzcoa) Juan Serna.

    Por colaboración están acusados María Anunciación Alonso Curieses, Pagoa Zulueta, Ixone Fernández Bustillo, Alaitz Arteche, Asier Burgaleta, Ángel Alcale, Mikeldi Díez, Koldo Rosado y Eneko Pérez Milagro, para quienes se solicitan 6 años de cárcel.

    EL "CICLISTA" DETENIDO EN SANTANDER.

    También el lunes será juzgado en la Audiencia Nacional Aritz Arguinzoniz Zubiaurre, presunto miembro del "comando Larrano" de ETA detenido en julio de 2007 en la estación de autobuses de Santander, para quien la Fiscalía solicita 21 años de prisión. El entonces jefe de comandos de ETA Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', le encomendó la comisión de diversos atentados en Santander, aunque fue capturado antes de que pudiera perpetrarlos.

    Arguinzoniz huyo a Francia en diciembre de 2006 tras alojar en su domicilio a liberados de ETA y ayudarles en algunos traslados. Allí recibió un cursillo de armas y explosivos de manos de un tal 'Kapu', quien el 28 de junio de 2007 le trasladó junto con Eneko Zurrabitia, 'Sorgin' al establecimiento Decatlón de Dax (Francia), donde los jóvenes compraron dos bicicletas con las que cruzaron la frontera y se desplazaron hasta Laredo (Santander).

    Según el escrito de calificación provisional del fiscal, Arguinzoniz y 'Sorgin' tenían proyectado atentar contra los juzgados nuevos en Santander, la sede principal del Banco de Santander, la Comisaría de Policía u otros edificios públicos de la Plaza Porticada, el puerto -en los alrededores de la terminal del Ferry-, la sede central de Telefónica y la plaza del ayuntamiento de dicha capital. Habían hecho ya comprobaciones respecto a la plaza del Ayuntamiento y la porticada.

    En el momento de ser detenido, Arguinzoniz portaba una pistola, munición, un temporizador con el anagrama de ETA, un plano de carreteras de España, otro de Santander y 1.410 euros en metálico. La Fiscalía le acusa de los delitos de pertenencia a banda armada, tenencia ilícita de armas y de explosivos.

    Finalmente, el miércoles continuará el juicio ya iniciado el pasado mes de diciembre por la Sección Segunda de lo Penal contra Ana Isabel López Monge, que se enfrenta a una pena de diez años de cárcel por un delito de colaboración con banda armada y depósito de explosivos.

    Según el fiscal Pedro Martínez, la acusada guardó en un piso de Bilbao el material con el que los etarras Hodei Galarraga y Egoitz Gurruchaga pretendían cometer atentados. Los dos terroristas fallecieron el 23 de septiembre de 2002 cuando hizo explosión un artefacto que se disponían a colocar en la capital vizcaína.