22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    (Avance)Losantos arremete contra Gallardón por utilizar la Justicia para demostrar que es "el único dueño de la derecha"

    El fiscal mantiene su petición de 72.000 euros de multa para Losantos por exceder el límite de la crítica

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El periodista de la cadena Cope Federico Jiménez Losantos aprovechó hoy su último turno de palabra en el juicio por un presunto delito de 'injurias graves' contra el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para arremeter contra el regidor madrileño por "haber manipulado a la Administración de Justicia" a través de su querella como "mecanismo de exhibicionismo de su poder político" para demostrar "a todo el mundo que aquí, el único dueño de la derecha es él". "Por desgracia está a punto de conseguirlo y esto le ha ayudado", aseveró.

    El juicio contra Losantos quedó visto para sentencia después de que el locutor hiciera una férrea defensa de las expresiones lanzadas en su tertulia del programa 'La Mañana', al recalcar que era "necesario" informar a sus oyentes sobre las pretensiones del alcalde. "Gallardón pretendía cambiar la línea política de su partido sobre el 11-M porque afectaba a la legitimidad del PSOE tras el 14-M", aseveró el locutor, añadiendo: "Estaba marcando una estrategia política de manera muy sibilina, pero que no dejaba de ser insultante y ofensiva".

    En el trámite de conclusiones, el fiscal elevó a definitiva su acusación y solicitó a la titular del Juzgado de lo Penal número 6, Inmaculada Iglesias, que condene al encausado al pago de una multa de 72.000 euros. El fiscal estimó que los comentarios de Losantos excedieron el límite de la crítica para ofender el honor del alcalde. "Tanto por la innecesariedad de las expresiones como por su reiteración se ha cometido un 'animus injuriandi' y, por tanto, un delito de injurias", adujo.

    En su alocución final, el acusado recriminó al primer edil que la finalidad de la querella, de la que dijo que "estaba manipulada políticamente de principio a fin", fuese sentarle en el banquillo de los acusados para demostrar "el poder político" sobre "el poder de la crítica". Insistió en la veracidad de sus manifestaciones, avaladas por el hecho de que Gallardón "jamás mandó una carta de aclaración".

    "¿HE DICHO LA VERDAD?, SÍ"

    "¿Dónde está el delito?. ¿He mentido?, no. ¿He dicho la verdad?, sí. La prueba es que los socialistas aplaudieron lo dicho por Gallardón y los que estaban en contra lo silbaron. Las víctimas fueran las primeras en sentirse indignadas por sus manifestaciones", en alusión a la intervención del alcalde en el Foro ABC, del 7 de junio de 2006.

    Según el locutor, las palabras de Gallardón "obedecían a la tendencia de lo que él llama pomposamente un 'verso suelto' o 'disidente perdido'" y buscaban "rentabilidad electoral". "¿Estamos con el dolor de las víctimas o buscando la rentabilidad electoral?", se preguntó.

    Al concluir la vista, el locutor aseguró a los periodistas congregados que salía con "la conciencia tranquila", algo de lo que "no podría decir lo mismo Gallardón", afirmando que su presencia en el juicio se traduce en que "un poder político pueda amedrentar, callar y sentar en el banquillo a la prensa que le critica".

    ((HABRÁ AMPLIACIÓN))