23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Batasuna se reafirma en su apuesta por la "solución democrática, el diálogo y negociación" para acabar con el conflicto

    BILBAO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Batasuna reafirmó hoy, con motivo del décimo aniversario del Acuerdo de Viernes Santo que puso fin al conflicto armado de Irlanda del Norte, su apuesta por la "solución democrática, por el diálogo y negociación" como los mecanismos para dirimir el conflicto vasco, pese a los "envites represivos". "Está en manos del Gobierno español decidir la vía que desea transitar: La vía por la que transitaron DeKlerk, Mayor y Blair, o la vía por la que transitan el Gobierno Turco o el Cingalés", agregó.

    En un comunicado, la formación ilegalizada destacó que ha puesto sobre la mesa durante los últimos años la propuesta de metodología del modelo de proceso que "debía promoverse en Euskal Herria, recogido en la propuesta denominada de Anoeta en la que se establecía la necesidad de promover dos carriles o vías de dialogo, una entre ETA y el Gobierno y otra entre el conjunto de fuerzas políticas vascas".

    Asimismo, resaltó que presentó el pasado año una "propuesta de marco democrático" en la que por medio de "otorgar la voz y la palabra a la ciudadanía vasca, se resolvían los nudos gordianos del conflicto vasco: la partición de Euskal Herria en dos comunidades autónomas, con respecto al Estado español, y el derecho a decidir del conjunto del país".

    Según recordó, la suya era una "propuesta democrática que, partiendo de los ámbitos de decisión actuales (Comunidad Autónoma Vasca y Comunidad Foral Navarra), proponía la reunificación en una única entidad del conjunto de las cuatro provincias vascas, si éste era el deseo mayoritario de los ciudadanos de ambos ámbitos de decisión, estableciendo además mecanismo intermedios de relación".

    "Una entidad -explicó- a la que debería asimismo reconocerse el derecho a decidir sobre su futuro (sobre el modelo de relación que desea mantener con el Estado español) en base a mayorías democráticas".

    Por ello, aseveró que se trataba de una propuesta "no sólo democrática, sino completamente realista y actual en la Europa del siglo que vivimos". "Una propuesta que más que perturbar, afianza la estabilidad interna europea al finiquitar uno de los conflictos más antiguos de la Europa occidental por medio de mecanismos y procesos democráticos e incluyentes", agregó.