3 de diciembre de 2020
1 de septiembre de 2007

Blanco dice que sabía que el PSN no podía liderar Navarra porque no es fuerza hegemónica y porque NaBai es inestable

Blanco dice que sabía que el PSN no podía liderar Navarra porque no es fuerza hegemónica y porque NaBai es inestable

PAMPLONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

José Blanco, secretario de Organización del PSOE, argumentó hoy ante los más de 200 militantes congregados en el comité regional del PSN, que la Ejecutiva federal no autorizó el pacto con Nafarroa Bai porque los socialistas no eran el "elemento dominante" de la coalición.

También se desaconsejaba porque NaBai es una fuerza "inestable", un conglomerado de partidos que carece de "solidez", y porque ese gobierno "haría que la política navarra estuviera "excesivamente condicionada por los avatares de la política vasca". E igualmente, el PSOE tuvo en cuenta que Navarra podía convertirse en una "palanca de movilización electoral de la derecha". Así, según Blanco, ese Gobierno alternativo a UPN hubiera sido "incierto, frágil y quizá efímero".

Blanco comentó que tanto el secretario general de PSN, Carlos Chivite, como Fernando Puras, conocían "desde el primer día" la posición de la Ejecutiva federal y asumió las críticas por haber dejado que se prolongara "en exceso" la exploración de todas las posibilidades", que se realizó para "dar una oportunidad a la negociación contras fuerzas y para tratar de alcanzar una solución de la que todos estuviéramos convencidos".

La intervención de Blanco se realizó a puerta cerrada pero el gabinete de comunicación socialista facilitó un resumen. El secretario de Organización expuso las condiciones que debía reunir un gobierno de cambio en Navarra. Según precisó, no podía ser un gobierno cualquiera, sino que debía generar "confianza y seriedad", no dividir "más" a los navarros ni convertirlo en un "arma" para el PP. Debía ser un gobierno estable, con un liderazgo "claro" y un rumbo "firme" que no viviera "condicionado por procesos o situaciones ajenas a Navarra".

Desde estas premisas, Blanco defendió que el PSN no está en condiciones de garantizar un gobierno que cumpliera los requisitos porque en esa coalición tenía 12 parlamentarios de 26 y menos votos que Nafarroa Bai. Este peso no permitía, indicó, "garantizar" la orientación de un gobierno. "No podemos permitir formar parte de un gobierno con incertidumbres en cuanto a sus políticas", señaló.

El secretario de Organización subrayó que no basta con ponerse de acuerdo en los programas y en el reparto de consejerías sino que es preciso que el Partido Socialista sea el "elemento dominante" de la coalición, "fuerte", con más votos y escaños. Y ofreció otro argumento, que el Partido Socialista tampoco hubiera podido garantizar la estabilidad del gobierno porque ésta dependía de un "elemento inestable" con Nafarroa Bai.