30 de octubre de 2020
5 de febrero de 2020

Borrell admite que todos los gobierno pagan "peajes" nacionalistas ante la falta de un partido bisagra

Borrell admite que todos los gobierno pagan "peajes" nacionalistas ante la falta de un partido bisagra
FILED - 27 January 2020, Berlin: EU foreign policy chief Josep Borrell speaks during a press conference at Villa Borsig. Borrell slammed the United States' recently unveiled Middle East peace plan on Tuesday, arguing that it "departs from" internationally - JÖRG CARSTENSEN/DPA

Ve injusto pedirle cuentas a Sánchez cuando el mismo Aznar pagó el precio de gobernar

BRUSELAS, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exministro socialista y actual Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, ha admitido este miércoles que en España todos los gobiernos han pagado el "peaje" de pactar con partidos nacionalistas ante la falta de un partido liberal que funcionara de "bisagra".

"Sin un partido bisagra a nivel nacional, los que han funcionado así han sido partidos de raíz territorial. Eso ha generado una cierta malformación en las estructuras estatales", ha reconocido el dirigente comunitario en una charla junto al exministro y eurodiputado 'popular' José Manuel García Margallo en la presentación de sus 'Memorias Heterodoxas' en Bruselas.

Durante el acto, Borrell ha explicado que "todos" los gobiernos en minoría en España han sufrido esto, por lo que considera "injusto" pedirle cuentas ahora al presidente de España, Pedro Sánchez, cuando ésta situación se produjo también con presidentes 'populares' como José María Aznar.

"Aznar también pagó peaje, vaya que si lo pagó. No hemos tenido un partido liberal que complete las mayorías minoritarias desde una perspectiva nacional. Eso no ha sido buena cosa", ha lamentado.

FACILITAR EL GOBIERNO DE AZNAR

Llegado ese punto, Borrell ha desvelado que cuando el PSOE perdió el gobierno en 1996 ante un PP que ganó las elecciones pero con minoría parlamentaria, hubo un miembro del gabinete socialista que propuso que se facilitara el gobierno a Aznar para evitar que dependiera de los nacionalistas catalanes y vascos.

Si bien, ha admitido que era "razonable" abrirse a facilitar aquel gobierno, la racionalidad "no llegó tan lejos". Según ha reconocido, con ese movimiento se terminó fastidiando a "todos" y no solo al PP.

"No tuvimos ese arranque de patriotismo, no ocurrió y sigue sin ocurrir. Todos pagan peaje o lo hemos pagado", ha asumido en primera persona. Borrell ejerció hasta hace unos meses de ministro de Exteriores en el gobierno de Sánchez que llegó tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

Para leer más