20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 16 de septiembre de 2019

    Borrell cree que los europeos deben recuperar el "orgullo" por pertenecer a un continente que venció a los totalitarios

    MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Asuntos Exteriores en funciones y próximo alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, ha defendido este lunes que los europeos tienen que "recuperar cierto orgullo y satisfacción por pertenecer a este continente".

    Borrell ha argumentado que, si bien la UE está fundada sobre la memoria de las guerras, las dictaduras y el Holocausto, el aspecto positivo es que "al menos dos veces, en 1945 y en 1989, se vencieron los totalitarismos y se devolvió a los ciudadanos la dignidad de vivir en libertad y en un Estado regulado por normas, en un Estado de Derecho".

    "Aunque solo fuera por eso, el ideal europeo es imprescindible para conseguir un mundo en paz y en libertad", ha defendido durante su participación en el encuentro 'Paz sin fronteras' organizado por la Comunidad de Sant Egidio y la Archidiócesis de Madrid.

    Borrell ha mencionado, sin pronunciarse, el "conflicto semántico" en torno a la denominación que la presidenta electa de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha dado a una de sus vicepresidencias, el "modo de vida europeo". Habrá que ver en qué consiste ese modo de vida, ha dicho el aún ministro, que sí tiene claro que Europa es "una civilización, lo cual no quiere decir que no haya otras".

    El aún ministro ha destacado que la UE es "multilateralismo hecho institución" en un mundo en el que los problemas son cada vez más globales y el mundo es más interdependiente pero, al mismo tiempo, los instrumentos para gestionar esas interdependencias "se están debilitando" por la volntad explícita de pasar al unilateralismo que es, en realidad, "la ley del más fuerte".

    Borrell ha incidido en que desde los acuerdos de París de 2015 no ha habido "ningún gran acuerdo internacional", mientras otros se desmantelan, como el acuerdo nuclear con Irán o los pactos sobre armas nucleares y aumenta el uso del derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

    A su juicio, "en esta situación, un experimento como el europeo aporta un contrapeso", aunque el escenario del conflicto -comercial y tecnológico-- parece haberse desplazado de Europa hacia el Pacífico. "Europa aparece como factor fundamental de estabilidad", ha señalado.

    Para leer más