19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 12 de diciembre de 2018

    Borrell dice que a Torra le recibió en Eslovenia "una figura simbólica en una reunión "informal"

    Afirma que con las 'embajadas' catalanas Exteriores hace lo que puede con la ley actual, pero admite que podría cambiarse

    Borrell dice que a Torra le recibió en Eslovenia "una figura simbólica en una reunión "informal"
    RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

    MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha restado importancia a la reunión que el presidente catalán, Quim Torra, mantuvo el fin de semana con el presidente esloveno, Borut Pahor, puesto que el presidente es una "figura simbólica, sin poder real" y la visita fue "informal".

    En un coloquio en el 'Foro ABC', Borrell ha hecho hincapié en que no fue recibido por el primer ministro esloveno, Marjan Sarec, por mucho que el independentismo presentase el viaje con "pompa y esplendor".

    Que Torra no fuese recibido por el jefe del Gobierno le parece a Borrell más significativo que el hecho de que se reuniese con el alcalde de Liubliana. En todo caso, cree que la situación muestra "la diferencia que hay dentro de la estructura política de Eslovenia" respecto a Cataluña.

    Además, ha relatado que en Eslovenia todo el mundo les ha dicho que fue una visita informal y fuera de agenda, sin ninguna trascendencia y, como se pudo ver, sin la bandera catalana. Por todo ello, ha pedido no dramatizar sobre la reunión.

    Borrell también ha explicado que el embajador español en Liubliana, José Luis de la Peña, recibió "instrucciones" de pedir una reunión con las autoridades eslovenas para "comentar la situación". Según fuentes diplomáticas, el objetivo es hablar tanto de la visita de Torra a Pahor como de los comentarios y críticas que ha suscitado en España que el 'president' haya apostado por la "vía eslovena" para la independencia.

    Esa reunión, que tendrá lugar el jueves, se ha conocido porque un periódico esloveno, 'Delo', ha informado de que el embajador español estaba citado en el Ministerio de Exteriores esloveno a raíz de las palabras de Borrell sobre la 'vía eslovena'.

    El Ministerio de Exteriores español se ha apresurado a negar que el embajador estuviese "convocado" en el sentido diplomático del término y ha matizado que la cita es a petición española.

    Después, en el 'Foro ABC', Borrell ha acusado a los "medios de propaganda nacionalista" de fabricar "fake news" por decir que el Gobierno esloveno había llamado al embajador para "poco menos que recriminar" las palabras sobre la 'vía eslovena'.

    En todo caso, ha reconocido que esto sucede porque no hay una "situación normal", porque recientemente el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, recibió al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que es amigo suyo y eso entra dentro de la normalidad.

    Por otro lado, preguntado por las delegaciones de Cataluña en el exterior --las llamadas 'embajadas'--, ha respondido que el Gobierno hace lo que puede con la ley vigente y ha recordado que no la hizo él. La Ley de Acción Exterior, elaborada por José Manuel García-Margallo en el primer Gobierno de Mariano Rajoy, establece que Exteriores, Hacienda y Administraciones Públicas deben hacer un informe preventivo, pero no vinculante, cada vez que una comunidad autónoma va a abrir una oficina en el exterior.

    En este punto, ha admitido que podría cambiarse la ley para que el informe pase a ser vinculante. "Pero de momento es lo que es y el Ministerio hace lo que puede", se ha limitado a decir.

    LAS EMBAJADAS VIGILAN A LAS DELEGACIONES

    Exteriores recurrió ante los tribunales una primera 'oleada' de delegaciones de la Generalitat por considerar que ésta no informó a tiempo de que los Ministerios se pronunciasen. Cuando la Generalitat comunicó un segundo grupo, Exteriores opinó que "no tenían ninguna utilidad", pero el Govern seguirá adelante y la abrirá.

    Así, ha señalado que lo único que puede hacer el Gobierno central es vigilar que las delegaciones actúen en el marco de sus competencias, como exige la ley. "Con lo cual, nuestras embajadas se pasan la mitad del tiempo... no, la mitad del tiempo no, un ratito, vigilando lo que hacen las delegaciones, y si lo hacen en el ámbito de sus competencias no podemos hacer nada", ha concluido.