28 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Buen asegura que Alec Reid "no es mediador, aunque ha sido una persona importante en el proceso"

El dirigente de PSE duda que PSOE y PP se entiendan sobre el fin de ETA porque los 'populares' quieren gobernar "a cualquier precio"

SAN SEBASTIAN, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa, Miguel Buen, aseguró hoy que el sacerdote irlandés Alec Reid "no ha sido ni parte activa, ni artífice del alto el fuego de ETA, ni es mediador, ni lo ha sido", aunque dijo que "en este proceso ha sido una persona importante" y que los socialistas dan "la bienvenida a todos los que quieren ayudar".

Asimismo, en un comunicado, Buen puso en duda que "el PSOE y el PP se entiendan sobre el fin de ETA". "No son leales, juegan a la ambigüedad y detrás de su estrategia hay un cálculo electoral", denunció el dirigente del PSE-EE, que acusó al PP de querer gobernar "a cualquier precio".

Buen realizó estas declaraciones en Vinaróz (Castellón), en una conferencia titulada 'Euskadi: Paz y Libertad' organizada por la agrupación socialista de ese municipio. A su juicio, "el Partido Socialista es el que está liderando la pacificación, es el que verdaderamente ha arriesgado en todo este proceso tan difícil".

"La sociedad vasca, si antes ya había manifestado claramente que la paz no podía ser el fruto de la imposición de un proyecto nacionalista, ahora está percibiendo que no sólo no se pueda marginar a los socialistas en este proceso, sino que somos los actores principales del mismo", añadió.

El dirigente socialistas explicó que su partido afronta "este proceso con un acervo político claro y rectilíneo en materia de pacificación y normalización que le confiere un plus de legitimidad". "El Partido Socialista forma parte de la cultura de la Paz en Euskadi y, por ello, estamos especialmente legitimados para ofrecer a la sociedad vasca nuestra propuesta de pacificación y normalización", insistió.

A su juicio, ante el nuevo escenario surgido tras el alto el fuego, "el nacionalismo se ha puesto muy nervioso", porque "se siente un tanto descolocado ante lo que está pasando y lo que puede venir y, además, se encuentra profundamente dividido".

MESA DE PARTIDOS

Miguel Buen quiso dejar claras algunas cuestiones relacionadas con la Mesa política o Foro multipartito y se refirió a "la fijación de las mayorías necesarias para la adopción de acuerdos sobre normalización". Defendió que "el principio de mayoría no sirve para fijar las reglas básicas de nuestra convivencia", porque "podrá existir una mayoría, pero seguirá sin existir normalización".

En esta línea, agregó que "la normalización no puede darse sin que representantes de las dos grandes sensibilidades políticas del País Vasco presten su consentimiento". En su opinión, "lo que no es asumible" es que "los eventuales acuerdos de la Mesa cuenten con menos apoyos que los que obtuvo en su día el Estatuto", porque "el objetivo de ese foro multipartito es ampliar consensos, no minorarlos ni sustituirlos".

Asimismo, rechazó que, para la constitución de la Mesa, y más allá del fin del cese del fin de la violencia, se establezcan "condiciones previas sobre territorialidad o derecho de decisión, por ejemplo". "Cada partido podrá defender en la Mesa las propuestas que considere oportunas, pero sin condiciones previas", señaló.

Por último, precisó que "se trataría de una Mesa de Partidos, no de la Mesa del Lehendakari". Indicó que "todas las formaciones políticas deberán estar representadas en este foro en función de su representación política o audiencia electoral, pero sin que nadie se arrogue el privilegio de la doble representación, por un lado la partidaria y, por el otro la institucional". Advirtió de que eso "rompería el principio de igualdad y de proporcionalidad en la representación".