5 de abril de 2020
9 de enero de 2008

Las cámaras del aparcamiento de la T-4 grabaron a Sarasola disfrazado con una muleta y arrastrando una maleta

Las cámaras del aparcamiento de la T-4 grabaron a Sarasola disfrazado con una muleta y arrastrando una maleta
EP

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presunto jefe del comando de ETA desarticulado, Mattin Sarasola, ha reconocido en su declaración ante la Guardia Civil que inspeccionó el aparcamiento de la T-4 antes de cometer el atentado del 30 de diciembre disfrazado con una muleta y arrastrando una maleta con ruedas, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Este fue el dato que corroboró su participación en el atentado, ya que en las imágenes grabadas en fechas anteriores a la acción terrorista aparece un individuo que corresponde con la descripción física de Sarasola y se pasea por el aparcamiento con una muleta y arrastrando una maleta del tipo 'troller', con ruedas.

Los dos presuntos miembros de ETA detenidos el pasado domingo en Mondragón (Guipúzcoa), Mattin Sarasola e Igor Portu, integraban un comando de cuatro miembros 'legales' (no fichados) de la banda formado en 2001 y que había perpetrado atentados desde 2005, entre ellos el que costó la vida a dos personas en el aparcamiento de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre de 2006.

Ambos participaron materialmente en aquella acción terrorista en compañía de Mikel San Sebastian, huido a raíz de la detención de los dos primeros. Todos ellos eran vecinos de Lesaka, al igual que el cuarto miembro del 'comando Elurra' (Nieve, en euskera), el también huido Joseba Iturbide, del que no se ha acreditado su participación material en el atentado de la T-4. Según explicó esta mañana en rueda de prensa el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, los cuatro integraban el "comando especial" de ETA.

El ministro explicó que la autoría de éste y otros atentados se ha conocido por las declaraciones de Mattin Sarasola, quien ha contado "con pelos y señales" datos que sólo él podía conocer de la furgoneta-bomba de Barajas. "Lo ha contado todo", afirmó el ministro.