7 de agosto de 2020
15 de julio de 2020

Campo subraya la importancia de la mediación para reducir la litigiosidad tras la pandemia

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha subrayado este miércoles la importancia de promover la "cultura de la mediación" como medida para reducir la litigiosidad en los juzgados tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

Así lo ha manifestado durante su intervención en la clausura de la presentación del Centro Español de Mediación (CEM), presidido por el exministro de Justicia Rafael Catalá. Campo ha admitido que la creación de esta institución por parte de la Cámara de Comercio Español es "una iniciativa tremendamente oportuna" y "relevante en el contexto que tenemos", ante la previsión de un aumento de la carga de trabajo en juzgados y tribunales por el parón obligado por la pandemia.

"Somos conscientes de que esta nueva normalidad nos va a exigir un esfuerzo multiplicador para resolver los conflictos de la ciudadanía", ha afirmado. En este sentido, ha subrayado que la mediación es uno de los ejes principales de Ministerio para ofrecer un "servicio público de calidad", ya que aporta "rapidez temporal" en la solución de conflictos y reduce "costes económicos y emocionales"

LOS TRIBUNALES NO PUEDEN SER SIEMPRE "LA PRIMERA OPCIÓN"

El ministro ha explicado que lo fundamental es "garantizar el acceso de la ciudadanía a los tribunales", pero ha advertido que la "función" de la Justicia no puede quedar ahí, pues es necesario buscar "otros elementos", como la mediación, el arbitraje o la conciliación, para que en ocasiones la solución judicial "no sea la primera opción", lo que permitirá rebajar el "volumen" de asuntos "tan alto" como tienen los tribunales.

Por ello, ha abogado por "promover la cultura de la mediación, que se basa en el diálogo y búsqueda de consensos para la resolución de conflictos". Además, ha señalado que este tipo de soluciones amistosas permiten también "superar los papeles del vencedor y vencido".

Con todo ello, el titular de Justicia ha apuntado que su departamento está trabajando en un anteproyecto de ley sobre medidas procesales y tecnológicas para regular los medios adecuados de solución de controversias ante el previsible aumento de la litigiosidad.

Esta reforma es uno de los tres ejes en los que el Ministerio ha trabajado para paliar las consecuencias del coronavirus y se sumará al conocido como decreto anti-colapso de la Justicia y el plan de choque para el refuerzo de los juzgados de lo social, contencioso-administrativo y mercantil.

Así, el ministro ha apuntado que está trabajando con todas las administraciones implicadas y operadores jurídicos para "arraigar" la mediación en la sociedad, por lo que ha pedido el apoyo y colaboración de la Cámara de Comercio de España y del recién creado Centro Español de Mediación.

LA "REALIDAD MATERIAL" DE LA MEDIACIÓN ES "MUY LIMITADA"

Por su parte, el presidente del CEM, Rafael Catalá, ha coincidido en gran parte con el discurso del ministro de Justicia, pues durante su intervención en un coloquio ha afirmado que aunque "en España existe la mediación, la realidad material es muy limitada".

Catalá ha destacado que es llamativo que los tribunales sean objeto de crítica, sobre todo en cuestiones de independencia judicial, pero que siempre se acabe acudiendo a ellos cada vez que existen "discrepancias".

Así, ha apostado también por convertir la mediación en un mecanismo útil en la etapa postcovid, por lo que ha asegurado que "hay que convencer de que además de los recursos jurisdiccionales hay otras alternativas donde las partes pueden encontrar la resolución de sus conflictos de manera rápida, económica y de calidad".

Contador

Lo más leído en España