14 de noviembre de 2019
14 de enero de 2009

Cantabria logra una aportación extraordinaria de 175 millones del Gobierno para obras ambientales y saneamiento de agua

Medio Ambiente acepta desgajar el proyecto del AVE a Santander para iniciar los trabajos en el tramo Alar del Rey-Reinosa

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente invertirá 375 millones de euros en Cantabria en obras ambientales y de abastecimiento de agua. Un total de 200 de esos 375 procederán de los fondos de cohesión, tal y como había pactado el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Los 175 restantes son una aportación extraordinaria del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

En declaraciones a los periodistas después de reunirse con la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, Revilla explicó que ambas administraciones firmarán un protocolo para esta inversión, que supone una aportación "extraordinaria que va a cambiar todo el panorama de Cantabria en cuanto a abastecimientos de agua y saneamientos". Un total de 90 millones se destinarán específicamente a la autovía del Agua.

Por otro lado, el presidente cántabro explicó que el Departamento de Espinosa ha aceptado la posibilidad de trocear los trabajos para la llegada del tren de alta velocidad hasta la CCAA, para adelantar la situación del tramo entre Alar del Rey (Palencia) y Santander.

Según explicó, el Ministerio se mostró "totalmente de acuerdo" con desgajar este proyecto, "con lo cual empiezan a trabajar ya mañana la dirección de Fomento junto con Renfe y Medio Ambiente para desbloquear la situación de ese tramo cuanto antes y poder licitar el proyecto". Agregó que presumiblemente el otro tramo que va a tener menor complicación será el de Los Corrales-Santander.

AGILIZAR LA AUTOVÍA DOS MARES

Medio Ambiente también se comprometió a "agilizar cuanto antes" los trabajos en la Autovía Dos Mares, para que "no haya trabas" y Gobierno central y autonómico puedan "ir cogidos de la mano en los informes ambientales, para que pueda salir el estudio informativo para la posible licitación del anteproyecto con todo el beneplácito del Ministerio".

Acerca del futuro del Campo de Golf de Oyambre, Revilla afirmó que "seguirá siendo un campo de golf para siempre". "No se va a ver allí nada distinto a lo que se ha visto desde 1924 cuando lo inauguraron los Reyes de España. Ahora el campo tiene 9 hoyos y había riesgo de que eso fuera expropiado y se eliminaran 4 hoyos, lo cual hacía inviable su continuidad", planteó.

A este respecto añadió que está "garantizado" que seguirá siendo un campo de golf, al tiempo que puntualizó que el Gobierno cántabro tiene interés en que acabe "en su momento" siendo parte del conjunto de Comillas, para el que un "patrimonio adicional importante sería el campo de golf".

PRODUCCIÓN DE LECHE

Preguntado por un informe de la Unión Europea que habla sobre la idoneidad de Cantabria como región productora de lácteos, respondió que es "algo absolutamente lógico". "Hace más de 40 años la FAO publicó un informe donde había tres lugares en el mundo de idoneidad absoluta para la producción láctea aprovechando las condiciones naturales y la alimentación herbácea: una zona de Nueva Zelanda, otra de Francia y la zona que va Comillas a Laredo en Cantabria", expuso.

En este sentido, propuso potenciar los desarrollos endógenos en base a las condiciones que cada territorio tiene para producir una cosa, porque "a Cantabria no se le ocurriría pedir subvenciones para plantar plátanos o naranjas". Resaltó que Cantabria es el "territorio número uno del mundo para producir leche de calidad" y agregó que hay que "volver a eso para que las producciones sean sostenibles y ligadas a las condiciones de cada territorio".

GARANTIZAR EL FUTURO DE LA ANCHOA

En lo que tiene que ver con la situación de la anchoa, apostó por garantizar el futuro de la especie "al tiempo que se arbitran medidas compensatorias para los pescadores". Así, explicó que en estos momentos los estudios que hay dicen que la masa de sostenibilidad de la especie está por debajo de las 20.000 toneladas, una masa "crítica que hace que esté en riesgo de posible extinción si se sigue capturando el bocarte".

Por eso, apostó por seguir haciendo estudios e intentar volver a recuperar el caladero. "Comparto la preocupación de la UE, entiendo que los pescadores tienen ahí su fuente de ingresos, pero los responsables políticos tienen que ir más allá y garantizar que no desaparezca la especie al tiempo que se arbitran medidas compensatorias para los pescadores", indicó.

Finalmente, subrayó que no se puede cometer la "insensatez" de someter a una especie al riesgo de extinción por haber sido "en cierto modo depredadores en el pasado". Además, recalcó que "el bocarte del Cantábrico es el caviar iraní, y tiene que volver a aparecer allí".