14 de octubre de 2019
6 de junio de 2018

La catalana Meritxell Batet, nombrada ministra de Política Territorial y Función Pública

La catalana Meritxell Batet, nombrada ministra de Política Territorial y Función Pública
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Este es el Gobierno de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha nombrado a Meritxell Batet, diputada por Barcelona en el Congreso de los Diputados, ministra de Política Territorial y Función Pública, un puesto desde el cual la secretaria de Impulso Federal en la Ejecutiva del PSC tendrá que hacer frente al desafío independentista en Cataluña.

Nacida en Barcelona el 19 de marzo de 1973, Meritxell Batet Lamaña se licenció en Derecho en 1995 por la Universidad Pompeu Fabra, donde posteriormente realizó los cursos del Doctorado en Derecho Público y obtuvo un postgrado en Derecho Inmobiliario y Urbanístico en el Instituto de Educación Continua de esa universidad.

Profesora de Derecho Constitucional desde 2001 en la Pompeu Fabra, donde también dio clases de Derecho Administrativo, entre 2001 y 2004 dirigió la Fundación Carles Pi i Sunyer de Estudios Autonómicos y Locales.

En el Congreso, la diputada del PSC ocupa un escaño desde 2004, y desde 2016 era portavoz adjunta y secretaria general adjunta del Grupo Socialista, además de coordinar a los diputados y senadores del PSC.

NO APOYÓ A SÁNCHEZ EN LAS PRIMARIAS DEL PSOE

Aunque Batet había apoyado a Eduardo Madina en las primarias del PSOE de 2014, Pedro Sánchez la integró en su Ejecutiva Federal como secretaria de Estudios y Programas y, en un gesto sin precedentes, la escogió como número dos de su lista por Madrid en las elecciones de diciembre de 2015.

Sin embargo, en primavera de 2016 y ante la repetición de las elecciones generales, la política catalana fue reclamada por el PSC para cubrir la baja de Carme Chacón como cartel electoral por Barcelona.

Batet fue una de las dirigentes socialistas que se mantuvieron fieles al secretario general del PSOE cuando en otoño de 2016 los críticos se rebelaron y propiciaron la dimisión de la mitad de su Ejecutiva para tumbarle y, al igual que el resto de diputados del PSC, votó 'no' a la investidura de Mariano Rajoy, siguiendo el criterio de Sánchez.

Eso sí, en las siguientes primarias para relevar a la gestora, Batet tampoco estaba con Pedro Sánchez, sino que se alineó con exlehendakari Patxi López. El líder del PSOE ya no la incluyó en su nueva Ejecutiva, pero siguió formando parte de la dirección del Grupo Socialista en representación del PSC y ahora ha vuelto a recuperar la confianza de Sánchez para su primer Ejecutivo.

Para leer más