15 de octubre de 2019
6 de septiembre de 2018

El CDR huido a Bélgica espera que se le retiren los cargos de terrorismo y su caso pase a un tribunal en Cataluña

BRUSELAS 6 (EUROPA PRESS)

La defensa del miembro del Comité de Defensa de la República (CDR), Adrià Carrasco, huido a Bélgica tras ser acusado de presuntos delitos de rebelión y terrorismo por varios altercados la pasada Semana Santa, ha afirmado este jueves en Bruselas que espera que se retiren los cargos de terrorismo y el caso pase de la Audiencia Nacional a un tribunal ordinario de Cataluña.

"Existen algunos interrogantes legales en España, nadie está muy seguro de que se trate de un delito de terrorismo, espero que se considere un delito de desorden público y no de terrorismo" porque los hechos de los que se le acusan "están muy lejos" de este último delito, ha asegurado el abogado belga Christophe Marchand en la primera rueda de prensa convocada por el joven y su defensa dese que huyó a Bélgica.

"Si es desorden público el caso ha de ser enviado a un tribunal ordinario en Cataluña", ha dicho Marchand, si bien ha reconocido que "todavía hay una discusión y no está claro qué va a pasar", a la vez que ha alertado del peligro de la actual "tendencia" de considerar ciertas actividades de movimientos sociales como terrorismo.

Asimismo, la defensa dice estar también a la espera de si las autoridades españolas deciden tramitar una orden europea de detención y entrega contra él, aunque confía en esto no suceda y pueda ser juzgado en un tribunal catalán.

Por su parte, Carrasco ha asegurado al ser preguntado por si pretende volver a España que "hasta que no se rebajen, si se rebajan los cargos, no me planteo la opción", y ha insistido en que se encuentra en Bélgica "desde que salí de España" para "seguir luchando contra un Estado fascista".

"Mi papel fue el mismo que centenares y miles de personas, no soy nadie especial allí (en Cataluña) soy uno más y me han elegido arbitrariamente, podría haber sido yo o cualquiera de los compañeros", ha asegurado en una comparencia ante los medios en la sede en Bruselas de la Organización de Naciones y Pueblos No Representados (Unpo, por sus siglas en inglés).

La Guardia Civil intentó detenerlo en su domicilio en Esplugues de Llobregat (Barcelona) el pasado 10 de abril, pero el arresto no fue posible ya que huyó a Bélgica. La Audiencia Nacional le incluye dentro de una investigación por varios sabotajes de los CDR en Catalunya en Semana Santa de este año, como cortes de carretera y apertura de barreras de autopista.

Carrasco está acusado de presuntos delitos de rebelión y terrorismo y los agentes fueron a buscarlo en el domicilio en el marco de la operación 'Cadera'.

En la misma operación en que iba a ser detenido, fue arrestada Tamara Carrasco, considerada presunta coordinadora de los CDR: pasó a disposición de la Audiencia Nacional y quedó en libertad con cargos y con prohibición de salir de Viladecans (Barcelona).