25 de octubre de 2020
16 de junio de 2014

Cinco testigos no arrojan luz sobre la filtración de los correos de Blesa en el TSJM

Explican que Movimiento Red estudió formar una coalición con el Partido X, pero que el proyecto no salió adelante por discrepancias ideológicas

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Susana Polo ha tomado declaración a cinco personas, en calidad de testigos, que han dicho desconocer cómo se produjo la filtración de los correos electrónicos del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ni si el juez Elpidio José Silva tuvo acceso a estos e-mails, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La ronda de interrogatorios ha comenzado este lunes, a las 9.30 horas, con los testimonios de Reinaldo López, Luis Suárez, Juan Antonio Aliaga, Miguel Colmenero y Miguel Ángel Gallardo. Todos ellos han declarado y han negado haber colaborado en la difusión de los correos corporativos del exbanquero.

En las comparecencias, varios testigos han sido preguntados por su relación con el Partido X o las relaciones de Silva. El pasado viernes, una antigua amiga íntima del juez declaró que éste le dijo que disponía de los correos de Blesa y que guardaba en su domicilio el sumario de la investigación, según las fuentes consultadas.

Precisamente, el abogado Reinado López ha sido cuestionado sobre el color y el tamaño de alguna de las estancias de la residencia del acusado, así como sobre el Partido X. Ha indicado que Movimiento Red pensó en formar una coalición con la lista encabezada por el informático Hervé Falciani para las elecciones europeas, pero que el proyecto no salió adelante por discrepancias ideológicas.

La juez, que pidió a la Editorial Planeta todas las versiones del libro 'La Justicia desahuciada' escrito por Silva, ha preguntado a su letrado también acerca de este asunto. Reinaldo López ha explicado que intervino en la negociación y estudió el texto "de manera preventiva" para que no fuera objeto de querellas o denuncias, aunque no ha ahondado en el fondo por estar sujeto al secreto profesional.

El fundador del Movimiento Red Miguel Colmenero también ha sido cuestionado sobre la relación de la formación política con el Partido X, así como por sus conocimientos informáticos, a lo cual ha respondido que cuenta con un nivel de usuario avanzado.

La magistrada Susana Polo mantiene imputado en esta causa al juez Silva por un presunto delito del artículo 417 del Código Penal, que castiga al funcionario que revele secretos de terceros de los que tenga conocimiento por razón de su oficio y que conlleva penas de multa, inhabilitación e incluso prisión.

La instructora quiere saber las personas que indiciariamente han sabido que Silva tuvo acceso al contenido de estos e-mails, "estudiaron con él su posible utilidad o le ayudaron a publicarlos". La defensa del juez ha pedido la recusación de Polo ante la Sala de lo Civil y Penal, después de que esta la rechazara por no tener interés en la causa ni haber perdido su imparcialidad.

En el marco de esta causa, la magistrada ha requerido además a la Editorial Planeta que remita a la sede judicial todas las versiones del libro 'La justicia desahuciada', del que es autor Elpidio Silva, y le ha conminado a especificar las fechas de recepción y las personas o direcciones de correo electrónico desde que se enviaron.

Polo ha tomado esta decisión después de que la Fiscalía solicitara abrir una investigación por la difusión de unos correos que fueron "ilícitamente obtenidos", tal y como declaró la Audiencia Provincial de Madrid y que ascendieron a 8.777 e-mails.

BLESA DENUNCIÓ EL DAÑO A SU HONOR

La Fiscalía Superior de Madrid apuntó a la existencia de indicios de delito de infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos, después de que el magistrado Jesús Gavilán preguntara por la conveniencia de esclarecer estos hechos.

El afectado, Miguel Blesa, ha denunciado el "gran daño" personal y familiar que Silva le causó durante la instrucción y le ha acusado de intervenir sus correos para "arruinar" su "reputación personal y profesional" y de "auspiciar" que su contenido tenga la máxima difusión, según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press.

Por otra parte, Silva, suspendido provisionalmente de sus funciones, será de nuevo juzgado desde el próximo 7 de julio por presunta prevaricación continuada, retraso en la Administración de Justicia y dos delitos contra la libertad individual de Miguel Blesa, a quien envió en dos ocasiones a la cárcel.

El líder de Movimiento Red también ha sido denunciado por una testigo protegida por supuestos malos tratos psicológicos, una causa que será investigada en los Juzgados ordinarios de Madrid al concernir a hechos presuntamente cometidos al margen de su cargo como magistrado.

Para leer más