14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Conde Pumpido se compromete a estudiar el plan de mejora de Fiscalía de Valencia tras pedírselo el Gobierno autonómico

    VALENCIA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, se comprometió hoy a estudiar el plan de mejora de la Fiscalía de la Comunidad Valenciana --que incluye la entrada en funcionamiento de siete nuevas adscripciones territoriales, la modificación de dos de las actuales, y la creación de 49 plazas de fiscales y 32 de funcionarios--, tras reclamárselo el consejero de Justicia y Administraciones Públicas de la Comunidad Valenciana, Fernando de Rosa, según informaron en un comunicado fuentes de la Generalitat.

    Ambos fijaron para el próximo mes de julio otro encuentro con el objetivo de contrastar las opiniones sobre el plan y realizar un planteamiento conjunto de colaboración para intentar "por todos los medios" alcanzar una justicia "más rápida, eficaz y ágil, que esté más cerca del ciudadano", dijo el consejero.

    De Rosa agradeció el recibimiento de Conde Pumpido para conseguir un plan que calificó de "realista" y que "beneficia" a la administración de justicia, en contra del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que, lamentó, "todavía no se ha dignado en dar una fecha para mantener una reunión con nosotros".

    El consejero resaltó la importancia de esta propuesta y resaltó que si se consigue que las fiscalías estén en los partidos judiciales de cada municipio, "se podrán agilizar los procedimientos, evitando el trasiego de papel hasta las capitales de provincia y los continuos desplazamientos de los fiscales, que suponen un coste importante", recordó.

    El proyecto, para el que la Generalitat aportará cerca de un millón de euros, contempla pasar de los 165 funcionarios a 197. Así, por provincias, Valencia aumentará su plantilla un 20 por ciento, pasando de 85 funcionarios a 102. Las fiscalías de la provincia de Alicante presentarán un aumento del 19,30 por ciento, pasando de 57 funcionarios a 68, mientras que Castellón incrementará su plantilla actual un 17,39 por ciento, pasando de 23 funcionarios a 27.

    Por lo que se refiere al número de fiscales en las adscripciones, con este plan se incrementará en más de un 22 por ciento la plantilla actual, con 49 fiscales más --31 en Valencia, 11 en Alicante y siete en Castellón--. De este modo, se pasará de los 219 fiscales actuales a 268.

    El plan también incluye dos modificaciones en las adscripciones de Alzira, Ontinyent y Xàtiva, a la que se añadiría Carlet, y en la de Alcoi e Ibi, que se sumaría Villena. En cuanto a las siete nuevas adscripciones, serían: Nules-Segorbe, Vila-real, Paterna-Lliria, Sagunto-Massamagrell-Moncada, Torrent-Picassent-Catarroja, Sueca y Elda-Novelda.

    Con todo, se presentará un nuevo mapa de fiscalías en la Comunidad Valenciana, con un total de 19 sedes y seis subsedes, repartidas de la siguiente manera: la provincia de Valencia contará con una fiscalía en la capital y seis adscripciones en Alzira, Paterna, Sagunto, Torrent, Sueca y Gandia, además de cuatro subsedes en Carlet, Lliria, Xàtiva y Catarroja.

    Por su parte, la provincia de Castellón, además de la fiscalía en la capital, contará con tres adscripciones en Vila-real, Vinaròs y Nules. La provincia de Alicante tendrá una fiscalía en la capital, otra de área en Elche, cuatro adscripciones en Alcoi, Benidorm, Denia, Elda y Torrevieja, y dos subsedes en Villena y Orihuela.