6 de abril de 2020
19 de septiembre de 2008

Congreso PP Madrid- Parro pide una reforma electoral que dé más peso a Madrid en el reparto de escaños en la Cámara Baja

El alcalde de Móstoles reclama a Aguirre que lidere la lucha aumentar las transferencias a los ayuntamientos

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La comunicación 'Madrid, suma de pueblos y ciudades', defendida en el Congreso que el PP de Madrid está celebrando este fin de semana por el alcalde de Móstoles, Esteban Parro, reclama que la presidenta del partido, Esperanza Aguirre, defienda una reforma electoral que dé más peso a Madrid en el reparto de escaños en el Congreso de los Diputados.

A juicio de Parro, los madrileños son los "grandes paganos del actual sistema electoral español", que debe afrontar una reforma irrenunciable en la que Madrid tenga "el peso real que le corresponde". "Si extrapolamos los datos de las pasadas elecciones generales, el mapa electoral español hubiera dado un giro copernicano si Madrid hubiera tenido el peso que realmente merece en el reparto de escaños en el Congreso de los Diputados. Al hacer una sencilla comparativa con una autonomía similar, el resultado es llamativo, ya que Madrid hubiera tenido 8 diputados más si los votos de los madrileños tuviesen el mismo valor electoral que el de los catalanes", apuntó.

Así, indicó que el Partido Popular obtuvo en la Comunidad de Madrid 1.737.688 votos, es decir el 49,19 por ciento de los votos, que supuso 18 actas de Diputados al Congreso, mientras que el Partido Socialista obtuvo en Cataluña 1.689.911 votos, es decir, un 45,39 por ciento de los votos que supuso 25 actas al Congreso de los Diputados. Con 47.777 votos menos, siete diputados más.

"Y, ¿cómo es posible en un sistema democrático racional, que Cataluña aporte 16 representantes al Senado, con una población poco más elevada que la de nuestra autonomía, mientras Madrid tiene sólo 4?", se preguntó.

Por ello, ante esta "ausencia total de parámetros lógicos", reclamó que el PP se convierta en el adalid de una reforma electoral que, comenzando por la remodelación del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, establezca en la región diversas circunscripciones electorales, donde, en concreto, el Gran Sur, con más de un millón de habitantes, el Corredor del Henares, y las zonas norte y oeste de la región se erijan en distritos electorales propios.

Todo ello, dijo, encaminado a que la representación de Madrid en el Congreso de los Diputados y en el Senado se incrementen para poder defender los intereses de los ciudadanos.

ALCALDES EN EL SENADO

Solicitó además que el PP proponga que los alcaldes estén representados en el Senado, en virtud de la representación territorial que propugna la Constitución de mismo modo que existe la representación autonómica. "Para que el Senado pueda desarrollar la identidad de Cámara territorial que le confiere el artículo 69 de la Constitución, su composición debe ser fiel reflejo de esa estructura, integrando tanto la representación de las Comunidades Autónomas como la de los Gobiernos Locales, tal como se hizo al fijar la representación del Reino de España en el Comité de las Regiones de la Unión Europea", consideró Parro.

El alcalde de Móstoles destacó que los municipios españoles siguen siendo "los grandes olvidados de la administración pública", por lo que es el momento, precisamente ahora que se está debatiendo el sistema de financiación autonómica, para que Esperanza Aguirre lidere la lucha de los consistorios madrileños que reclaman la "segunda descentralización y para que el Gobierno de España asuma el paso necesario e imprescindible de aumentar las transferencias a los ayuntamientos". "Proceso ineludible para que en los próximos años, máxime en un periodo de crisis económica como el que vivimos, los ciudadanos no vean recortados los servicios que reciben", resaltó.

Parro apuntó que los Ayuntamientos deben tener mayores competencias y financiación para servir a los ciudadanos como se merecen. "La administración más cercana al ciudadano son los ayuntamientos, que asumen los costes de múltiples servicios de los que, en muchas ocasiones, no tienen las competencias. Por ello, el PP, ante el actual 'sudoku' autonómico, tiene que poner en valor a los Ayuntamientos", consideró.

Por ello, exigió al presidente del Gobierno que cumpla sus promesas, como viene reclamando la Federación Española de Municipios y Provincias a lo largo de los años y, concretamente, a partir de la Declaración de Vitoria. "El PP debe proponer un nuevo modelo de financiación local que garantice los principios de autonomía local y suficiencia financiera", insistió.

"Los ayuntamientos deberán incrementar el peso en el gasto público situándolo en los niveles del 25 ó 26 por ciento. Para ello deberá plantearse un recorrido de incremento anual, para que en un período no superior a los cinco años se llegue a tan reclamado objetivo", agregó.

Además, el Partido Popular debe de apoyar que los Ayuntamientos tengan participación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, órgano en el que se está debatiendo la próxima financiación autonómica, la cuál no debe ir separada de la reforma de las Haciendas locales.