21 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Congreso PSPV.- Alarte pide un cambio en el partido para nuevos "liderazgos creíbles" y no "fruto de pactos"

VALENCIA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El candidato a secretario general del PSPV y alcalde de Alaquàs (Valencia), Jorge Alarte, pidió hoy a los delegados que asisten al XI Congreso Nacional de los socialistas valencianos un cambio en el partido para "nuevos liderazgos creíbles y no fruto de ningún pacto" porque consideró que no se puede pronunciar un discurso y "hacer lo contrario".

En esta línea, consideró que el candidato a la Generalitat valenciana "no se resolverá en una habitación de hotel ayer por la tarde", sino que "lo decidirán" los afiliados, que tienen el reto de decidir una "nueva época y tiempo para el socialismo valenciano".

En una intervención en la que estuvo interrumpido por aplausos que se prolongaron largamente al finalizar, Alarte se reivindicó en varias ocasiones como "de izquierdas" ya que "no se es más de izquierdas por decirlo más veces sino por actuar como tal, subrayó que desde que anunció su intención de presentarse hasta la fecha, ha llegado al congreso "sin componendas, viejas fórmulas y sin prometer cargos a nadie" que "hurte" a los militantes la capacidad de decisión y expuso sus compromisos de desarrollar una política de construcción de más bienestar y desarrollo económico; de acabar con el "lastre" de los gobiernos de derechas y de vencer a Francisco Camps en las autonómicas de 2011.

Su proyecto, agregó, será "autónomo y de verdad, no del orgánico del papel mojado para cuando nos viene bien en un discurso, sino para defender a los valencianos". En esta línea, durante su intervención --en la que definió al otro candidato, Joaquim Puig, como una "buena persona" y "compañero"-- reprochó las "acusaciones veladas" acerca de si "apoyaba a Bono o a Zapatero o si soy de centro, porque no hay ninguna duda de que lo soy", expuso su trabajo en el municipio de Alaquàs como ejemplo de la necesidad de tener "no sólo grandes ideas" sino de ser capaces "de que los ciudadanos las apoyen".

También citó a Pablo Iglesias, Felipe González, y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien "no pasa nada por decirlo", tiene gente "a su lado" como la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín.

Jorge Alarte, --que aseguró estar "emocionado" y afirmó no tener "nada más que añadir" a las referencias ideológicas realizadas por Puig-- destacó que desde que anunció su intención de presentarse al cargo, el 12 de julio de 2007, ha realizado un "gran esfuerzo" para hablar con los afiliados y consideró que en las elecciones del 27 de mayo, el PSPV no sólo perdió los comicios sino también la credibilidad y la confianza de los ciudadanos.

En esta línea, manifestó que le parece "legítimo todo" pero consideró necesario "decir en voz alta, sin ofender a nadie, que no podemos decir un discurso y hacer lo contrario". "El candidato a la Generalitat no se resolverá en una habitación de hotel ayer por la tarde", dijo y añadió: "no sé quién será" porque lo decidirán los afiliados. "Vengo a proponer un proyecto de cambio" y "una firme vocación de trabajo para nuevos liderazgos creíbles y no fruto de ningún pacto".

"PROPUESTAS MAQUILLADAS"

Para Alarte, si este congreso finaliza como el celebrado en 2000 en Alicante, "con las mismas maneras de hacerlo", "volveremos a perder, y yo no quiero", por lo que reclamó "dejar de ser autistas" y evitar salir con "liderazgos ambiguos y medias propuestas maquilladas sino con fuerza y valientes para el cambio en el socialismo valenciano".

Pidió que "no nos oculten debates de verdad" y señaló que el "reto y la responsabilidad que tenemos y tienen los delegados" es saber "si seguimos como súbditos durante 15 años o somos valientes y cambiamos de verdad". Por ello, les reclamó ser "valientes para construir un proyecto de futuro" y el "cambio para plantar a la derecha" porque consideró que no se puede "consentir" que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "se esconda en su escaño" tras el accidente de metro de la línea 1 de Valencia, donde fallecieron 43 personas o que se "nieguen" los derechos de los dependientes.

Para Alarte, un proyecto "nuevo y de futuro no se puede hacer si hacemos lo de siempre, componendas y reparto del poder" y recalcó la necesidad de los "votos y fuerza democrática" y "no sólo autonomía y denunciar que no se quién quiere imponer no sé qué". Al igual que Puig, tuvo una mención para Paqui Viciano, la ex alcaldesa de Dénia que perdió la alcaldía tras una moción de censura, aunque hizo hincapié en que en este caso, también pueden cambiar que los compañeros que tuvo a su lado "estuvieran divididos".