16 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

Corbacho pide al PP que "deje de utilizar a los parados para hacer política"

JAÉN, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, pidió hoy al Partido Popular que "trabaje en favor de los parados, pero que deje de utilizarlos para hacer política" y rechazó las tesis del PP sobre la rebaja de la presión fiscal porque supone que "hay que poner en crisis las políticas sociales y los avances del Estado del Bienestar".

Así lo aseguró en rueda de prensa en Jaén, donde, junto con el vicepresidente primero de la Junta de Andalucía y secretario del PSOE jiennense, Gaspar Zarrías, participó en un acto para explicar las medidas contra la crisis económica puestas en marcha por los gobiernos andaluz y español.

En su intervención, el ministró aseguró que "no se puede amortizar tan rápidamente el origen ideológico" de la actual coyuntura económica, basado en el modelo neoliberal que el PP "ensalzó mucho y que ahora parece abandonar rápidamente". En este sentido, señaló que el mundo tiene por delante una misión de ordenación de futuro en los mercados internacional y financiero, algo a lo que España debe contribuir.

Por otro lado, se refirió a las consecuencias de la crisis, la "real, que ya tiene caras y que afecta a los trabajadores", y rechazó las propuestas lanzadas desde diferentes ámbitos que ponen el punto de mira en el mercado laboral con iniciativas de "congelación salarial, flexibilización y retroceso en la conquista de avances sociales".

"Frente a ese planteamiento el Gobierno de España se sitúa en una posición de izquierda. No es momento de recortes sociales, sino de garantizar las políticas sociales", aseguró Corbacho, quien insistió en que no permitirán un retroceso en el Estado del Bienestar.

En este sentido, abogó, además, por "desenmascarar falsedades" y explicó que "cuando el PP dice que hay que rebajar la presión fiscal con la reducción del impuesto de sociedades, las cuotas a la Seguridad Social y la flexibilización, dice que hay que poner en crisis las políticas sociales en beneficio de los que de forma directa son un modelo responsable de la crisis".

Asimismo, consideró que si se acepta esa reducción "es mentira" que se vayan a mantener las políticas sociales a no ser que algunos de sus elementos "en lugar de ser una garantía del segmento público lo pases a una privatización", como, a su juicio, está ocurriendo con la sanidad en las comunidades de Madrid y Valencia.

De esta manera, Corbacho apostó por el mantenimiento de las políticas sociales, algo que "no es incompatible con el compromiso del Gobierno para garantizar el funcionamiento del sistema financiero", un objetivo en el marco del cual situó la inyección de 8.000 millones del euros del Fondo Estatal de Inversión Local, como ejemplo del "compromiso con lo público e inversión directa en generación de empleo e infraestructuras", así como el fondo de 10.000 millones para que lleguen al circulante de las empresas.

Así las cosas, hizo un llamamiento al Partido Popular, que "no tiene escrúpulos para utilizar todo lo que crea que a corto plazo le puede ir bien", con el objetivo de que "trabaje en favor de los parados, pero que deje de utilizar a los parados para hacer política".

"OPORTUNIDAD PARA ARAÑAR VOTOS"

En el mismo sentido se pronunció Zarrías al afirmar que hay "algunos que ven en los problemas una oportunidad para arañar votos". "No hay varitas mágicas --para salir de la crisis--, pero sí el esfuerzo colectivo del pueblo español y frente a eso no se puede engañar, como está haciendo la derecha, situando como culpables a Zapatero y Chaves", aseguró.

Igualmente, el vicepresidente primero de la Junta de Andalucía añadió que las alternativas que ofrece el Partido Popular "acaban en una pancarta y desgraciadamente con eso poco arreglo tiene la situación".

Por ello, destacó que lo necesario es "rigor, seriedad y humildad y afrontar con valentía los problemas", en lugar de "buscar una oportunidad para conseguir votos", algo que calificó de "gravísima irresponsabilidad". "Es momento de arrimar el hombro para que la crisis dure poco y afecte lo menos posible a los que menos tienen. Ese es el objetivo que une a los socialistas en España y en Jaén", concluyó.