23 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

Cs rechaza la nueva reforma de los partidos del Gobierno para el CGPJ y la relaciona con las investigaciones a Podemos

Cs rechaza la nueva reforma de los partidos del Gobierno para el CGPJ y la relaciona con las investigaciones a Podemos
El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, interviene durante una sesión plenaria en la Cámara Baja. - EUROPA PRESS/E. PARRA. POOL - EUROPA PRESS

Bal cree que "no es casualidad" que se intente "atacar" a la Justicia cuando "se estrecha el cerco judicial" en torno a Podemos e Iglesias

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha rechazado la nueva reforma legislativa que el PSOE y Unidas Podemos han propuesto este miércoles para que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no pueda realizar nombramientos clave cuando su mandato haya caducado, como ocurre en la actualidad, y la ha vinculado a las investigaciones judiciales que afectan a Pablo Iglesias y a su partido.

"Es algo verdaderamente grave porque supone que los órganos judiciales colegiados y los más altos cargos de la judicatura quedarían sin nombrar", sometiendo al poder judicial a "una debilidad intolerable", ha advertido en una rueda de prensa en la Cámara Baja, precisando que esto afectaría a los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de las comunidades autónomas, de las Audiencias Provinciales y de la Audiencia Nacional.

En su opinión, la reforma supone "un atentado más a la independencia del poder judicial". Bal cree que el poder ejecutivo está "colonizando todas las instituciones", porque veta las enmiendas de la oposición a los Presupuestos Generales del Estado, "dominando" así el poder legislativo, y a la vez actúa "en contra de la independencia judicial" a través de los "ataques" al CGPJ.

Con su proposición de ley, los partidos del Gobierno persiguen que el CGPJ no pueda realizar nombramientos clave en la cúpula judicial mientras esté en funciones y se limite a tareas de mero trámite ordinario. El mandato del actual órgano de gobierno de los jueces venció en diciembre de 2018, quedando sin renovar sus vocales desde entonces porque el PP se niega a pactar los nombramientos con un Gobierno del que forma parte Podemos.

La iniciativa de los socialistas y la formación morada, que pretenden llevar a debate antes de que finalice el año, se suma a la reforma que plantearon hace unos meses para que los doce vocales de procedencia judicial del CGPJ puedan ser nombrados por mayoría absoluta de las Cámaras, en vez de por tres quintos de los diputados, como actualmente.

NO SE PUEDE DEJAR "DESCABEZADO" AL PODER JUDICIAL

Al referirse a esta reforma, Bal ha indicado que su resultado es que "el Gobierno nombraría por mayoría absoluta del Congreso" a los vocales del CGPJ. Además, ha señalado que, aunque sus impulsores la hayan paralizado, continúa en el Registro de la Cámara, "como amenaza para que el PP se avenga al reparto de cromos" que los dos principales partidos han hecho con los miembros de ese órgano durante los últimos 35 años.

"No contentos con eso, ahora quieren limitar los poderes del órgano de dirección del poder judicial" y "pretenden hacerlo con toda rapidez", ha criticado, lamentando que la mayoría que sustenta al Gobierno tenga capacidad para "perpetrar esta tropelía" en el Congreso.

También ha censurado que, al igual que con la otra reforma que presentaron, vuelvan a optar por una proposición de ley en lugar de un proyecto de ley. Al ser los grupos parlamentarios y no el Gobierno los que la promueven, no se requieren informes técnicos previos del propio CGPJ y del Consejo de Estado, algo que Bal ha calificado de "triquiñuela" para evitar esos controles.

El portavoz parlamentario de Cs sostiene que no se puede "dejar descabezado al poder judicial" y que queden sin cubrir las presidencias de los órganos judiciales colegiados, como plantean el PSOE y Unidas Podemos.

"Las situaciones de prórroga de mandato, cuando hay jueces que llegan a la edad de jubilación pero tienen un juicio pendiente, están pensadas para que no se creen vacíos de poder", ya que esto "sería intolerable en un Estado de Derecho", ha explicado.

Desde su punto de vista, "esto solamente le puede gustar a quien se encuentra amenazado por el brazo judicial armado de la derecha, como dice Podemos", o a "aquellas personas que quieren vivir en el caos, en la ley de la selva, no en un Estado de Derecho y en una sociedad democrática avanzada como es la española".

NI REFORMAS "IDEOLÓGICAS" NI "REPARTO DE CROMOS"

Según Bal, "no es casualidad que cada vez que se estrecha un poquito más el cerco judicial en torno a Podemos, de repente aparezca otra iniciativa legislativa para atacar y menospreciar al poder judicial".

En este sentido, ha apuntado a la situación judicial del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en relación con la 'pieza Dina' del 'caso Villarejo', y de su partido, por las investigaciones sobre su financiación y el papel de la consultora Neurona.

"Eso por no hablar de los nuevos socios del Gobierno de coalición en los Presupuestos", Esquerra Republicana de Catalunya y EH Bildu, que "no serán muy partidarios de la independencia del poder judicial", ha manifestado, recordando que está a punto de revisarse la concesión del tercer grado a los presos que cumplen condena por el proceso independentista de 2017 en Cataluña.

El dirigente de la formación naranja ha defendido la proposición de ley que planteó su grupo para que doce de los veinte vocales del Consejo General del Poder Judicial sean elegidos por jueces y magistrados, en vez de ser designados por el Congreso y el Senado, y para que los nombramientos de altos cargos judiciales se hagan mediante concurso de méritos.

"No queremos contrarreformas ideológicas" y tampoco "el reparto de cromos de los vocales del CGPJ", sino "despolitizar de verdad el poder judicial y su órgano de gobierno", ha asegurado, mostrándose convencido de que ese modelo se podría establecer si hubiera voluntad política para hacerlo. "Pero el PSOE y Unidas Podemos no tienen voluntad de despolitizar la Justicia", ha dicho.