14 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

CSIT celebra la dimisión y espera que Catalá de un vuelco de 180 grados a su política

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

CSIT Unión Profesional ha valorado positivamente la dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón como ministro de Justicia y ha confiado en que marque un punto de inflexión que permita a su sucesor, Rafael Catalá, dar un vuelco de 180 grados en su política para favorecer a los empleados públicos y al resto de ciudadanos.

La organización sindical ha lamentado que Gallardón no haya sido capaz de solventar los problemas de la Administración de Justicia durante sus tres años de mandato, protagonizada por "continuos y sonados fracasos" que pusieron en su contra a ciudadanos, abogados, jueces, fiscales y funcionarios.

CSIT Unión Profesional ha recordado la ley de tasas judiciales, que impide y disuade de acudir a la Administración de Justicia en defensa de sus derechos, así como la "privatización" del Registro Civil y de los servicios comunes de actos de notificación o la intención de suprimir los juzgados de paz.

En este sentido, el sindicato ha emplazado al nuevo ministro de Justicia a retirar el futuro proyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial, la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil --evitando de este modo la privatización de Servicios Comunes y la atribución del carácter de autoridad al procurador--, y abandone la privatización de los Registros Civiles.