30 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

Cuatro acusados por desórdenes en una protesta el 8-N de 2017 invocan su derecho a huelga

Cuatro acusados por desórdenes en una protesta el 8-N de 2017 invocan su derecho a huelga
Cuatro acusados de desórdenes el 8-N defienden el derecho a huelga ante el juez - TSJC

Un testigo asegura que un encausado le agredió: "Me pegó una patada y me rompió cuatro dientes"

BARCELONA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cuatro acusados de presuntos desórdenes públicos durante un corte de la Ronda de Dalt de Barcelona en la jornada de huelga del 8 de noviembre de 2017 han alegado en el juicio en la Audiencia de Barcelona que actuaron precisamente amparados en el ejercicio del derecho a huelga.

El 8 de noviembre de 2017 tuvo lugar una huelga contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, contra la reforma laboral y por la libertad de los líderes independentistas presos, y entre otras acciones, hubo un corte de la Ronda de Dalt por la entrada 2, en dirección a la Ronda Litoral.

En la primera sesión de este lunes en la Sección 21 de la Audiencia --el martes está prevista una segunda-- han comparecido y declarado los cuatro acusados y cuatro testigos, entre ellos un motorista que tuvo un conflicto con algunos manifestantes, y tres agentes de los Mossos d'Esquadra.

La Fiscalía pide cinco años de prisión para uno de los acusados por un presunto delito de desórdenes públicos y contra la seguridad vial con reincidencia, y tres años de cárcel para los otros tres procesados, mientras que la defensa reclama su absolución.

Los cuatro acusados han respondido a preguntas de la fiscal Isabel Gallardo y de su abogado, Eduardo Cáliz, y todos han reconocido que estaban en la Ronda de Dalt cortando la vía, pero no han aceptado algunos hechos de los que se les acusa.

Se les atribuye haber vertido aceite en la carretera para impedir la circulación, pero ellos aseguran no haber visto "ningún bidón ni manchas de aceite en la calzada".

Uno de los acusados ha declarado: "Participaba de una manifestación, en un piquete informativo, que es mi derecho a huelga como tiene cualquier persona trabajadora".

PROTESTA POR EL 155 Y PRESOS

Los acusados han explicado que la protesta fue "contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, contra la reforma laboral y los presos políticos", según ha dicho uno de ellos.

Todos los acusados han declarado que no vieron ningún incidente, que de los coches parados en la Ronda de Dalt algunos aplaudían y otros insultaban cuando los manifestantes les daban paso, pero que ellos no les insultaban, y uno ha puntualizado que fue "una jornada muy tranquila".

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, unos 200 manifestantes realizaron la protesta en la Ronda de Dalt sobre las 7.00 horas del 8 de noviembre del 2017 cortando el tráfico de vehículos en los dos sentidos, causando una gran retención, adoptando "actitudes intimidatorias, con amenazas, insultos y gestos obscenos", y vertiendo aceite en la carretera de unos bidones que llevaban.

La circulación, pese a que los agentes en reiteradas ocasiones pedían a los concentrados que desalojaran la calzada, no se pudo restablecer hasta las 11 horas aproximadamente.

TESTIGOS

El Ministerio Público también recoge un incidente con un motorista, que la mañana de este lunes ha declarado en la Audiencia de Barcelona como testigo y ha explicado que se encontró con parte de la vía cortada y que, al pedir pasar a los manifestantes, le tiraron al suelo.

Según su relato, en ese momento algunos concentrados le empezaron a pegar y uno de los acusados le agredió: "Saltó por encima de todo el mundo y me pegó una patada y me rompió cuatro dientes".

Durante la sesión, dos mossos d'Esquadra han explicado que solo vieron a un grupo en actitud pacífica ya que estaban en otra zona, y otro agente del cuerpo ha indicado que vio "conflicto entre manifestantes y conductores" y una mancha de aceite en el lateral, cubos y una escoba entre los manifestantes.

Para leer más