29 de febrero de 2020
24 de mayo de 2008

La cúpula militar y más de un centenar de familiares y amigos dan su último adiós al general Álvarez del Manzano

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La cúpula militar, encabezada por los jefes de Estado Mayor de la Defensa y del Ejército de Tierra, generales de Ejército Félix Sanz y Carlos Villar Turrau, y más de un centenar de familiares, amigos y allegados despidieron este mediodía en el Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) al teniente general Bernardo Álvarez del Manzano, el primer comandante del Mando de Operaciones del EMAD, fallecido ayer en Madrid.

Durante toda la mañana, varias decenas de compañeros de armas, amigos y allegados del general trasladaron su pésame a la familia en la capilla ardiente instalada en el que fuera su cuartel general durante los últimos años y desde el que dirigió todas las operaciones de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior desde su puesto de Comandante de Operaciones.

Una vez clausurada la capilla ardiente, el Cuartel General del EMAD rindió por última vez honores militares al teniente general Álvarez del Manzano. Una compañía mixta rindió honores a su féretro, portado a hombros por sus compañeros, cubierto con la bandera de España y acompañado por la gorra de su uniforme del Ejército de Tierra, que vestía a diario y sólo sustituía en muy contadas ocasiones por el traje de chaqueta.

El capellán del Cuartel General del EMAD abrió la ceremonia militar pronunciando ante la viuda y los familiares de Álvarez del Manzano un responso por el alma del general. Tras la oración, la banda de Música del Regimiento Inmemorial del Rey interpretó el himno de España y una marcha militar.

Posteriormente, la compañía mixta y la Banda de Música militar tributaron ante el féretro de Álvarez del Manzano el homenaje a los que dieron su vida. Fue entonces cuando los compañeros de armas del general llevaron su féretro, al son de la marcha fúnebre, hasta el vehículo que lo trasladó al Cementerio de la Almudena para su incineración.

La ceremonia militar de despedida del teniente general Álvarez del Manzano congregó en el Cuartel General del EMAD a toda la cúpula militar y ministerial, incluido el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en sustitución de Carme Chacón, y a varias decenas de oficiales y generales de los tres ejércitos y los Cuerpos Comunes que compartieron carrera con el fallecido.

Nacido en Zaragoza en 1945, el general Bernardo Álvarez del Manzano, uno de los oficiales más apreciados y respetados en el Estado Mayor de la Defensa y en el Ejército de Tierra por su trayectoria profesional y personal, falleció el pasado viernes en el Hospital Madrid-Norte San Chinarro de Madrid, tras varios meses convaleciente de una grave enfermedad.

Su última aparición pública tuvo lugar en Madrid el pasado 11 de marzo, cuando presentó en la Universidad Nacional de Educación a Distancia su primera novela, 'El Diablo en los dados', ante un auditorio repleto de almirantes, generales y oficiales vestidos de paisano. El general fue hasta el pasado mes de febrero el primer jefe del Mando de Operaciones del EMAD (CMOPS), el mando encargado de la conducción de todas las operaciones nacionales y las misiones internacionales de paz desde su Centro de Operaciones Conjuntas.

Diplomado de Estado Mayor en España y en Francia, Álvarez del Manzano, que ascendió a general como numero uno de su promoción, ha participado durante tres años en misiones en el exterior, primero en el Sáhara con la Legión, posteriormente en Angola en el marco de la primera misión española bajo mandato de la ONU y, por último, en Macedonia, primera misión OTAN-Unión Europea.

Miembro fundador de la Asociación por la Paz, trabajó para la democratización de las Fuerzas Armadas en el Este de Europa (Bulgaria, Rumania, Macedonia, Albania y Eslovenia) asesorando a los ministros de defensa de dichos países). En su etapa de coronel, fue jefe de Estado Mayor de la Fuerza de Acción Rápida primero y director de la Escuela de Montaña después.

Ya como general, fue jefe de la representación nacional en el Mando Aliado de Europa, comandante del contingente multinacional en Macedonia durante las operaciones de pacificación primero y asesor del Gobierno de Macedonia después para la modernización de las FAS y las instituciones locales.

Álvarez del Manzano, el único general del Ejército de Tierra que ha mandado una misión internacional independiente en la antigua Yugoslavia, ascendió a teniente general tras ser jefe de la Fuerza de Acción Rápida del Ejército de Tierra.

Director de Gabinete del JEMAD de 2004 hasta enero de 2006 y autor de la novela 'El diablo en los dados', posee, además de la medalla del Sáhara en zona de combate, doce condecoraciones nacionales y seis extranjeras, entre ellas las de Comendador de la Orden Nacional del Mérito concedida por el presidente de la República de Francia por su labor en la primera operación de la Unión Europea.

Montañero, boina verde y paracaidista, Álvarez del Manzano ha ejercido el mando en unidades especiales durante catorce años, ha estado ocho años destinado en el extranjero y nueve en puestos de Estado Mayor.