4 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

D3M denuncia que sufre una "caza de brujas" e insta a "llenar" el domingo las urnas con sus papeletas

BILBAO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Demokrazia 3 Milioi (D3M) denunció hoy la "auténtica caza de brujas" que a su entender se está desarrollando con el objetivo de "impedir toda forma de participación política" de la izquierda abertzale en las próximas elecciones vascas. Asimismo, instó a "redoblar esfuerzos" para que el próximo domingo "las urnas se llenen con decenas de miles de papeletas de D3M".

En un comunicado, denunció los "registros, decenas de controles, detenciones y cargas policiales, para robar papeletas y propaganda electoral" de esta plataforma registrados en los últimos días.

De este modo, acusó al PSOE de desarrollar "una auténtica caza de brujas" contra esta plataforma, que ha culminado "mandando a todas las policías a perseguir papeletas, a arrancar propaganda electoral, a obstaculizar actos electorales y a detener a ciudadanos por el simple hecho de pedir el voto para la izquierda abertzale, en lo que constituye todo un acto de terrorismo de Estado por cuanto su finalidad es atemorizar e impedir toda posibilidad de acción política a un amplio sector de la sociedad vasca".

Asimismo, criticó que se ha "trucado" las elecciones para que el Parlamento vasco "siga al servicio del 'no cambio y la no solución'" y se pretende evitar que "la demanda de democracia, de un cambio político y social en profundidad, de un marco democrático que abra las puertas a todos los proyectos políticos, esté presente en la campaña electoral". "Quieren evitar que, a pesar de todos los obstáculos, el próximo 1 de marzo las urnas se llenen de papeletas de D3M", señaló.

Por otro lado, denunció "la actitud sumisa y colaboracionista" del PNV y el hecho de que EA, Aralar y Ezker Batua "siguen callados, haciendo cálculos de los réditos electorales de la represión".

Ante "la persecución y el intento de silenciamiento" de la izquierda abertzale, instó a "redoblar esfuerzos" para que "la demanda de cambio político y social siga presente, aún con más fuerza si cabe, en la campaña electoral y para que el 1 de marzo las urnas se llenen con decenas de miles de papeletas de D3M".

"El 1 de marzo este país va a dar una auténtica lección de democracia y de desobediencia civil, que va a sacar los colores a toda esa banda de demócratas de postal", aseguró.