1 de diciembre de 2020
27 de diciembre de 2006

EA quiere que el Gobierno facilite medios para extender las medidas de protección contra la tortura que ordenó Garzón

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La diputada de Eusko Alkartasuna en el Congreso, Begoña Lasagabaster, quiere que el Gobierno facilite los medios necesarios para que el auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que ordenaba la grabación de los interrogatorios a los acusados de delitos de terrorismo pueda llevarse a la práctica "con todo tipo de garantías".

En un escrito parlamentario, al que tuvo acceso Europa Press, Lasagabaster se congratula de que por "primera vez" un juez español adopte una serie de medidas de protección contra la tortura y los tratos inhumanos y degradantes, siguiendo las recomendaciones del relator especial de la ONU sobre estos asuntos, Manfred Nowak. Además, la diputada interpreta que estas medidas, que el juez de la Audiencia Nacional planteó exclusivamente para su juzgado, porque no tiene competencia para extenderlo a otros a todas las comisarías, se acabarán aplicando a todos los detenidos por delitos de terrorismo.

Lasagabaster, quien recuerda que legislatura tras legislatura ha venido reivindicando la supresión de la incomunicación o su modificación con medios que garanticen los derechos de los detenidos, da la bienvenida al auto de Garzón, pero pregunta al Gobierno qué medios va a facilitar para que pueda aplicarse.

REFORMAS LEGALES

También quiere que el Ejecutivo aclare cuándo piensa trasladar a la legislación las medidas necesarias para la prevención y protección de estas personas contra la tortura y se queja de que siempre que ha interrogado al Gobierno sobre esta cuestión se le ha respondido con "el anuncio de nuevas regulaciones que no terminan de concretarse".

En su escrito, la diputada de EA vuelve a reclamar la supresión del régimen de incomunicación y destaca que el propio Tribunal Constitucional "siempre ha considerado que ampliar la detención preventiva podría suponer una penosidad adicional y que excepcionalmente sólo se puede realizar bajo la base de dos principios clave, que sea de necesidad estricta y que la incomunicación sea de la mayor brevedad posible".

En cualquier caso, señala que mientras este régimen siga vigente deben fijarse mecanismos que aseguren los derechos de los detenidos como la libre elección de médico o la instalación de cámaras de vídeo encargadas de grabar los interrogatorios en las comisarías, como las que ya existen en las de la Ertzaintza.