1 de diciembre de 2020
24 de febrero de 2007

Economía/Empresas.- La Junta de Andalucía asegura que colaborará con el Gobierno para buscar una solución en Delphi

PEDRO ABAD (CÓRDOBA), 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, dijo hoy que, "al contrario de lo que ocurría" en situaciones similares a la actual crisis de Delphi cuando el PP estaba al frente del Gobierno de la nación, ahora la Junta de Andalucía sí podrá contar con la colaboración del Gobierno central en la búsqueda de una solución.

En declaraciones a los periodistas, Zarrías reaccionó así a la opinión expresada por el presidente del PP-A, Javier Arenas, de que el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, debería pedir al presidente del Gobierno de la Nación, José Luis Rodríguez Zapatero, en el encuentro que mantendrá con él mañana, que intervenga en la búsqueda de una salida a la crisis planteada con el anuncio de cierre de la planta de Delphi en Puerto Real (Cádiz).

Ante esto, Zarrías, quien hoy inauguró en Pedro Abad la remodelación de la Plaza de Andalucía de dicha localidad, señaló que "el Gobierno de la Nación está perfectamente informado de lo que está ocurriendo en Delphi, aunque, desgraciadamente, la situación no es precisamente sencilla, aunque en esta ocasión, al contrario de lo que ocurrió anteriormente con otros problemas importantes en el plano industrial y laboral, cuando la interlocución con el Gobierno del PP, de Aznar y de Arenas, fue prácticamente imposible, en este caso la interlocución con el ministro de Industria, con el ministro de Trabajo y con el Gobierno de la Nación es total y absoluta".

El objetivo de tales contactos entre la Junta y el Gobierno central, según detalló el consejero de la Presidencia, no es otro que "buscar, de la mano de los trabajadores de Delphi y con los representantes sindicales, una solución que evite el trauma que supone el cierre de la factoría", a lo que añadió que "vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que la actividad industrial se mantenga y para que los trabajadores tengan la cobertura necesaria, y en ese trabajo, tanto el Gobierno de la Nación como el Gobierno de la Junta de Andalucía van a estar codo con codo".

En cuanto a las medidas que piensa adoptar de forma directa el Gobierno andaluz, Zarrías dijo que "ahora mismo es complicado" determinar cuáles serían de forma concreta tales acciones, si bien precisó que "en la Junta de Andalucía se ha constituido un comité de seguimiento, formado por varias consejerías, para analizar pormenorizadamente todos los pasos que haya que dar, con el objetivo fundamental de que la multinacional no se ría de Andalucía, no se ría del dinero público de los andaluces y, por supuesto, no se ría de los trabajadores" de la planta de Puerto Real.

Así, según subrayó el consejero de la Presidencia, la Junta de Andalucía hará "todo lo que esté en sus manos para salvaguardar el derecho al trabajo de los empleados de Delphi, y también se hará todo lo posible para que ni un euro de dinero público pueda malgastarse", recordando a este respecto que "hay unos compromisos claramente adquiridos por parte de la compañía en torno a las previsiones de futuro, como es el mantenimiento de la actividad productiva hasta 2010, y evidentemente con esta decisión unilateral e ilegal que ha adoptado de cerrar la planta, no sólo no los cumple, sino que da lugar a una situación de extrema dificultad".

Por ello, desde la Junta se va a "trabajar codo con codo con el Gobierno de la Nación, con los sindicatos y con los representantes de los trabajadores para, entre todos, buscar soluciones que eviten que un número muy importante de familias tengan la zozobra que supone el ver peligrar su puesto de trabajo".

"Eso es lo que nos preocupa --concluyó Zarrías--, la actividad industrial de la factoría y el empleo de más de 1.000 familias que en estos momentos dependen de esa empresa".