30 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Economía/PGE.- Caldera asegura que las partidas para inmigración crecerán un 30 por ciento el próximo año

CIUDAD RODRIGO (SALAMANCA), 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, aseguró hoy que las partidas presupuestarias en España crecen de forma importante y lo harán el próximo año en un 30 por ciento.

Caldera, que visitó hoy la exposición de Las Edades del Hombre en Ciudad Rodrigo (Salamanca), recordó que además en los años anteriores se creó un fondo específico para la integración con el fin de que ningún español perdiera derechos por el hecho de que hubiera inmigrantes.

En este sentido, aseguró que el Gobierno está teniendo "un cuidado exquisito" en que las ayudas sociales, para libros, las becas de comedor, o las ayudas para el trasporte no las pierdan los ciudadanos españoles por el hecho de que llegan otros ciudadanos a trabajar a España.

"La inmigración sigue siendo necesaria, nuestros empresarios siguen contratando inmigrantes porque los necesitan para trabajar", añadió.

En cualquier caso, el ministro, considera que lo importante es la integración social, es decir, "que ningún ciudadano español se vea afectado de forma negativa por la llegada de ciudadanos inmigrantes".

Caldera, en declaraciones recogidas por Europa Press, indicó que si es así es porque cada vez hay más recursos para cohesión social y "el año que viene de nuevo crecerán las partidas de forma muy importante, de momento un 30 por ciento", aunque matizó que cree que el Parlamento las aumentará más.

MÁS FONDOS PARA ACOGIDA.

De la misma forma, aseguró que también se destinarán más fondos a la acogida humanitaria mientras se puede repatriar a las personas que llegan ilegalmente a España.

A este respecto, y en cuanto a la petición de la Junta de Castilla y León para que el Gobierno aclare los términos de acogida de inmigrantes, el titular de Trabajo y Asuntos Sociales explicó que se celebró una reunión del consejo en el que se tratan los traslados, en el que participan las comunidades autónomas y éstas ofrecieron cooperación con el Estado para aceptar a estas personas.

"La financiación de esos programas de acogida, que ahora existen antes no existían, es con cargo al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, por tanto lo paga el Estado", aclaró Caldera, quien destacó el esfuerzo que en Castilla y León han hecho las organizaciones no gubernamentales y añadió que la Comunidad sólo ha aportado hasta ahora cinco plazas para acoger a ciudadanos que llegan a Canarias, algo que considera escaso.

Sin embargo, las ONGs han hecho un esfuerzo superior al poner a disposición del Gobierno unas 400 plazas, aunque también indicó que espera que en un futuro la Junta aumente su cooperación, en lo que se trabaja y para lo que cree que no habrá problemas.