24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 30 de diciembre de 2008

    Egibar afirma que López sólo supone "un cambio a peor" y que la Ley de Consulta "marca un camino a futuro"

    Cree que el PSE juega con "un Parlamento corto", sin la izquierda abertzale, con el fin de desbancar al PNV

    BILBAO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del PNV en el Parlamento Vasco y presidente del GBB, Joseba Egibar, afirmó hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confunde "sueños con realidad" al pensar en una victoria electoral del PSE-EE y afirmó que el líder de los socialistas vascos no es sinónimo de cambio, sino, "en todo caso, de cambio a peor". Además, aseguró que la Ley de Consulta "marca un camino a futuro" y consideró que el PSE juega con "un Parlamento corto", sin la izquierda abertzale, con el fin de desbancar al PNV.

    En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Egibar destacó que Zapatero "tiene un único proyecto", que es "llevar al PSE-EE y a Patxi López a Ajuria Enea".

    En este sentido, consideró que el presidente del Gobierno "confunde deseos con realidad y que eso no va a ser así porque ni la sigla, el PSE, ni el candidato son, precisamente, sinónimos de cambio y, en todo caso, sería cambio a peor".

    "El PNV tiene un programa, tiene un candidato, sabemos de las dificultades de la situación, pero creemos que presentamos no sólo un programa, sino el candidato más sólido, solvente y capaz para sacar a todos de esta situación de crisis y también abordar los temas de normalización política y pacificación, que siguen pendientes, que son temas estructurales, que, con independencia de las crisis económicas y su duración, están ahí y esos problemas hay que abordarlo", añadió.

    A su juicio, se viene de una "legislatura en la que ha habido intentos varios, y el institucional, por así decirlo, el referido a la Ley de Consulta con la doble pregunta, también marca un camino a futuro".

    "Hay que saber responder a esas dos preguntas: si se quiere un final dialogado de la violencia siempre que ETA demuestra inequívocamente su decisión de abandonar definitivamente la misma, y por otro lado, en la vía de normalización política, ver si somos capaces, a través del diálogo y la negociación, de buscar un acuerdo en torno al ejercicio del derecho a decidir de este pueblo. Esos son los pilares", subrayó.

    IZQUIERDA ABERTZALE

    Además, emplazó al PSE-EE a definir, primero, "si va a permitir unas elecciones completas democráticamente". "¿Vamos a jugar en un Parlamento largo o Parlamento corto?. ¿Todas las expresiones políticas, en función del voto popular que reciban, van a tener representación parlamentaria, sí o no?", preguntó.

    Según precisó, "se está deshojando la margarita de si la izquierda abertzale va a estar o no va estar". "Para que podamos hablar, no ya de normalización política, sino de normalidad política, todas las expresiones que tengan voto popular por detrás, en la proporción que sea, tienen que estar en el Parlamento", afirmó.

    A su juicio, "ésa es la primera regla" y, a partir de ahí, "cada uno tiene que poner encima de la mesa cuáles son los programas, y en su caso, la trayectoria, la fiabilidad y credibilidad que puedan tener los distintos programas y candidatos".

    "Nosotros tenemos nuestra vía. Yo creo que está más que comprobada. Se sabe exactamente el PNV y su candidato Juan José Ibarretxe qué trayectoria hemos tenido durante los últimos diez años y, ante los desafíos y retos que tenemos a futuro, cómo los vamos a abordar", apuntó.

    En este sentido, indicó que, "a partir de ahí, la aritmética parlamentaria dirá, después de las elecciones, qué intenciones lleva". "Yo creo que el PSE tiene una intención clarísima de desbancar o desplazar, legítimamente porque es un objetivo legítimo, al PNV", manifestó.

    En su opinión, "para eso, puede utilizar los instrumentos legales que tiene a mano, léase la aplicación de Ley de Partidos y, en su caso, juega con que, en un Parlamento corto, si las opciones constitucionalistas sumaran mayoría absoluta, hacerle el planteamiento al PNV de: '¿usted qué quiere, seguir gobernando o marcharse a la oposición?".

    RENUNCIAS

    En este sentido, dijo que le dirán que, "si quiere seguir gobernando, va a tener que renunciar a una serie de objetivos o proyectos que ha venido defendiendo y desarrollando durante los últimos años".

    En esta línea, el dirigente jeltzale afirmó que su partido tiene "su propia vía" y espera obtener, "en un Parlamento completo, que tiene que ser el objetivo de todos, el mayor respaldo del voto popular".

    En esta línea, denunció que "nos están situando siempre en la misma tesitura" y se da "por hecho que una expresión política no va a estar en el Parlamento", en alusión a la izquierda abertzale. "Se presenta ya como una verdad y no se dice que los derechos civiles y políticos de miles y miles de personas van a quedar absolutamente condicionados", añadió, para afirmar que "no es normal que las formaciones políticas no se puedan presentar".

    Tras reconocer que hay una Ley de Partidos y "una violencia todavía de ETA", precisó que se está hablando de unas elecciones. "Vamos a diseccionar los temas también de cómo se aborda el final de violencia y si tiene que ser dialogado o no", señaló.

    Joseba Egibar expresó su temor de que existan "unas elecciones nuevamente condicionadas". "Vamos a estar en vísperas del inicio de la campaña electoral ante la Sala correspondiente y el Constitucional consiguiente, diciendo que estas listas sí y estas no, y en definitiva, que estas listas no, para provocar nuevamente una frustración en determinado electorado antes justo del inicio de la campaña electoral", añadió. A su entender, se trata también "de un diseño de fatigar al electorado".

    DIALOGO CON ETA

    Sobre las declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero en las que aseguró que no habrá diálogo con ETA, Egibar afirmó que, "con el tiempo acumulado y la experiencia contrastada", hay "muy pocas cosas que se les pueda creer" a los socialistas. "Tienen una rara habilidad, no ya desde un día para otro, sino que, desde la mañana a la tarde, te pueden cambiar de tesis y no pasa nada. Y te lo venden como un nuevo producto", añadió.

    Para el dirigente jeltzale, "en la tesis de fondo, está la apuesta por un final dialogado, para lo cual, se tiene que producir un pronunciamiento inequívoco por parte de ETA de abandono definitivo de la violencia".

    "Yo creo que es el escenario deseado por la inmensa mayoría de la ciudadanía de este país. Es verdad que la decisión la tiene que tomar por sí y ante sí ETA. No depende de nosotros", añadió.

    A su juicio, después hay "una apuesta por un escenario de normalización política, que pasa por el reconocimiento de la existencia de un sujeto de derechos, que tiene como condición inherente, la capacidad de decidir su futuro". "No podrá imponer su decisión, pero sí tendrá obligación de negociar, en este caso, con el Estado", señaló.

    MOVIMIENTOS

    Preguntado por si existe "movimiento de fondo que, próximamente, se podría concretar dentro de la izquierda abertzale como se ha barajado", aseguró que él no cree "en esos movimientos de fondo, salvo que tengan ya expresión en superficie".

    "Creo que algo sí están discutiendo y quisiera quedarme con unas palabras que he leído en dos comunicados con motivo, primero del asesinato de Inaxio Uria y, después, con motivo del 30 aniversario de la Constitución en los que la izquierda abertzale decía que 'todas las formaciones, expresiones y agentes políticos de la izquierda abertzale tienen que hacer una reflexión actual para pasar a otra definitivamente democrática y eficaz. ¿Eso incluye a ETA? Quienes podemos seguir esta serie de comunicados, entiendo que sí. ¿Esa reflexión se está produciendo, esa decisión estratégica se va a producir?, pues ojalá se produzca", concluyó.