24 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

ERC acusa al Gobierno de provocar "insumisión lingüística" y éste responde que apoya las lenguas cooficiales "con nota"

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

ERC acusó esta tarde al PSOE y al Gobierno de no haber impulsado "un mínimo avance" esta legislatura en el uso de las lenguas cooficiales en las instituciones del Estado, agregó que están "agotados" los "cauces y vías de diálogo" para lograr una progresión y les pidió a ambos que "recapaciten" antes del próximo Debate sobre el estado de la Nación, porque si no avocarán a los independentistas "a la insumisión lingüística".

"Sería muy triste que sólo les quedara el recurso del uso de la fuerza, echarnos de la tribuna por hablar nuestra lengua, la lengua catalana". Así se expresó esta tarde en el congreso el diputado de ERC Joan Tardá, durante el pleno de control al Gobierno. En nombre del Ejecutivo, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, le respondió que en lo que es de su competencia, el Gobierno ha cumplido "con nota muy alta" en el apoyo del "uso, extensión, promoción, cariño y cuidado de las lenguas cooficiales".

Tardá expuso que tras la ley de publicidad institucional, el año pasado en la prensa catalana apareció un anuncio en catalán de los 23 que publicó el Ministerio de Fomento. Agregó que en el Tribunal Constitucional, la Casa Real o el Consejo General del Poder Judicial, citó el diputado, "existe una única lengua, el castellano" y que en el Senado sólo se puede emplear en una comisión, la de Comunidades Autónomas.

En cuanto al Congreso, Tardá aseguró que no se han dado pasos porque el PSOE "no está por la labor" y "se escuda en el PP" y el Gobierno, agregó, "ni tan siquiera ha sido coherente porque reclamaron el uso del catalán en el Parlamento Europeo y se han lavado las manos aquí".

El responsable de Administraciones Públicas recordó que su nombre es Jordi y que emplea habitualmente una de esas lenguas cooficiales. "Tengo autoridad para decir que lo que se ha hecho en esta legislatura para fomentar las lenguas cooficiales no tiene precedente", agregó el ministro, que aseguró sentirse "razonablemente orgulloso" del apoyo al catalán, el valenciano, el gallego y el euskera.

Entre los logros, Jordi Sevilla citó que se ha garantizado el derecho a dirigirse a la Unión Europea en una de estas lenguas, que también puede emplear el representante español en los consejos de ministros comunitarios, que el DNI y el carné de conducir se emite en esos idiomas y que el 95 por ciento de las 'webs' oficiales de la Administración General del Estado se publican también en esas lenguas.

"En lo que este Gobierno tiene responsabilidad hemos cumplido con nota muy alta en el uso, extensión, promoción, cuidado y cariño hacia las lenguas cooficiales. En ese camino vamos a seguir, en que la Administración General sea del Estado, es decir, de todo el Estado, se exprese en la lengua que se exprese", concluyó el ministro.