1 de diciembre de 2020
24 de agosto de 2006

Errazti niega que el proceso de paz esté en crisis pero llama a la "unidad abertzale" ante su estancamiento

Errazti niega que el proceso de paz esté en crisis pero llama a la "unidad abertzale" ante su estancamiento

SAN SEBASTIÁN, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, rechazó hoy que el proceso esté en "crisis", pero llamó a la "unidad abertzale" ante su "estancamiento" para "acordar unas bases mínimas comunes en defensa de la soberanía nacional y de los derechos democráticos de Euskal Herria en la mesa de partidos". A su juicio, son los partidos abertzales quienes deben "tomar la vanguardia del proceso político".

En un acto político en Zarautz, la dirigente de EA se negó a considerar que el proceso esté en "crisis", pero admitió que "vivimos un momento complicado", del que responsabilizó fundamentalmente "al PSOE y al incumplimiento de las expectativas y las promesas de su Gobierno" y del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

En este sentido, denunció que, pese a la cercanía de la "fecha prevista" para la puesta en marcha de la mesa de partidos, "no se han dado los pasos previstos en materia de pacificación", como el acercamiento de presos "anunciado por portavoces socialistas hace dos meses".

A su juicio, "se está utilizando la excusa de la legalización de Batasuna para todo, para rechazar el debate multilateral entre las fuerzas políticas vascas" y retrasar "la revisión de la política penitenciaria".

Errazti consideró que el PSOE "es corresponsable de esa ilegalización que ahora sirve de argumento para poner trabas al proceso" y que, sin embargo, "no supuso impedimento alguno para que este partido se reuniera pública y oficialmente con Batasuna el pasado mes de julio".

"DAR CANCHA A ETA"

"¿A qué juegan?", se preguntó, para después acusar al PSOE y al Ejecutivo central de estar "imponiendo una carga injusta a la sociedad vasca al retrasar injustificadamente el debate".

Para la dirigente de EA, el PSOE actúa "en virtud de cálculos electorales que nada tienen que ver con el bien común y con los objetivos de la paz y la convivencia".

Por ello, exigió al Gobierno español que "cumpla su obligación y su responsabilidad en materia de pacificación, y llegue a un acuerdo con ETA para su disolución definitiva".

La presidenta de EA acusó además al PSOE de "dar cancha" con esta actitud "al afán de ETA por interferir en la vida política vasca, y a la estrategia de boicot del PP".

Asimismo, consideró que los socialistas propician "una confusión interesada entre lo que atañe a la pacificación, el diálogo con ETA y todas las medidas relativas a los presos, y el debate para la solución del conflicto político vasco".

En su opinión, de esa manera el PSOE se comporta "conforme a esquemas parecidos a los de ETA y también el PP", con la "pretensión de eludir el debate de fondo pendiente en este país".

La presidenta de EA abogó por el paso "inmediato al diálogo multilateral entre todas las fuerzas vascas, para iniciar los preparativos en torno a la mesa de partidos", de manera que se ponga en marcha en "los próximos meses". Aseguró que "la solución llegará única y exclusivamente por medio de un acuerdo entre todas las fuerzas representativas de este país, no de acuerdos bilaterales".

En este sentido, advirtió de que PP y PSOE "comparten una base política común de cara al próximo debate en Euskal Herria", la Constitución española, y que "defienden una idea común de Estado, que no acepta, como ya ha advertido el señor Zapatero, el derecho de autodeterminación".