28 de febrero de 2021
6 de julio de 2014

España y Portugal ofrecerán adiestramiento militar a países del Golfo de Guinea y el Sahel

Los ejercicios se harán según las necesidades de los Estados receptores para luchar contra amenazas como piratería o terrorismo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

España y Portugal están ultimando la preparación de una iniciativa conjunta por la que los Ejércitos de ambos países ofrecerán asesoramiento y adiestramiento militar de todas las áreas (terrestre, aéreo y naval) a los países del Golfo de Guinea y el Sahel que se muestren interesados.

Según el comandante del Mando de Operaciones, almirante Teodoro López Calderón, se trata de que estos países vayan poco a poco contando con fuerzas militares más preparadas y adiestradas para hacer frente a las amenazas presentes en la zona, especialmente piratería y terrorismo.

La idea de España y Portugal es comenzar con estas actividades a partir del año que viene y realizar las sesiones de asesoramiento cada seis meses. Por tanto, se trataría de un entrenamiento "temporal y esporádico", en palabras del almirante, según las necesidades que planteen los países interesados, que pueden ir desde las operaciones especiales hasta la ciberdefensa.

POSIBILIDAD DE ABRIR LA OPERACIÓN A MÁS PAÍSES

Para llevar a cabo estos ejercicios, España y Portugal conformarían un grupo táctico y ambos países se irían turnando cada año en el mando. Además, su intención es abrir esta operación a otros países en el futuro, si bien López Calderón ha dejado claro que todavía no se han puesto en contacto con ninguno porque prefieren esperar a que la misión esté en marcha.

El almirante ha señalado en una conferencia reciente que Cabo Verde, Gabón, Senegal o Camerún son algunos de los países de la zona de operaciones prevista que han mostrado gran interés para realizar con España y Portugal estos entrenamientos en un futuro próximo.

Los Ejércitos español y portugués aportarían parte de sus medios militares a la hora de llevar a cabo las maniobras, aunque éste también tendría que realizarse con el armamento que posean los países receptores de cara a sus futuras misiones.

ÁFRICA, "CENTRO DE GRAVEDAD"

Esta operación se enmarca en la prioridad que está dando el Ministerio de Defensa al continente africano. En palabras del jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, el "centro de gravedad esencial" y la "preocupación estratégica número uno" de Europa debido a amenazas como el terrorismo yihadista que se ha extendido en los últimos años y la presencia de grupos de tráfico de drogas, armas o personas.

A su juicio, es necesario actuar no sólo sobre las consecuencias de estas amenazas, sino también sobre las causas, logrando así la "eficiencia estratégica" de cara a lograr un clima de estabilidad y seguridad tanto para los propios países africanos como para el continente europeo.

"Sin seguridad, no hay desarrollo", ha manifestado el JEMAD en más de una ocasión, y éste es uno de los motivos en los que se basa la operación que se va a poner en marcha con Portugal en el Golfo de Guinea y el Sahel de cara a reforzar las fuerzas de seguridad de estos países y así actuar directamente sobre los "potenciadores de riesgo".